boric

Después dijera que “encuentro muy facho dejar de vender libros de una persona por su opinión política”, el diputado de la Izquierda Autónoma, Gabriel Boric, ahondó en la polémica por la frase lanzada por el panelista de Tolerancia Cero, Fernando Villegas, quien el domingo dijo que había pasado la vieja respecto del caso quemados.

“Más allá de las ganas que dan de pegarle a Villegas, con quien yo no comparto la mayoría de sus opiniones, cuando uno escucha en contexto sus palabras lo que dijo es que desgraciadamente la Concertación en materia de Derechos Humanos y siguiendo la lógica de la justicia en medida de lo posible dejó mucho que desear”, comentó el ex líder estudiantil en ADN Radio.

“Yo personalmente no creo que haya pasado la vieja y es un tema que tenemos que seguir relevando para que efectivamente no vuelva a ocurrir nunca más, aquí había una crítica al actuar del Gobierno de la concertación”, agregó.

 

Ayer, Villegar salió a aclara sus dichos y apuntó que “en Chile no por gusto mío, el tema de la reconciliación no es lo que fue en su momento, cuando estaba en la agenda de la Concertación, en la discusión pública; hoy son otros los temas de los que se habla: revolución, educación gratis. La palabra reconciliación ni siquiera aparece y eso no lo inventé yo. Pasó la vieja. Pero hay gente que se apresura y cree que yo pienso que es bueno que el tema ya no exista. Y las redes sociales han armado todo un cuenteo y este señor de la librería se subió a la olita”.

Respecto de la decisión tomada por la librería Qué Leo de Nuñoa aseguró que “me importa un cuete que una librería de barrio no venda mis libros (…) yo no estoy para hacer de loquero de todos los que se sientan ofendidos. ¿Por qué se molestan conmigo cuando la propia Quintana dijo que nadie le da bola? ¿Por qué me acusan a mí? La gente que se ofende debería tener más cuidado para atender lo que se dice”.