Caso Caval: Gonzalo Vial Concha declara haber pagado $1200 millones a Natalia Compagnon por trabajos "sobrevalorados"

Caso Caval: Gonzalo Vial Concha declara haber pagado $1200 millones a Natalia Compagnon por trabajos “sobrevalorados”

En su declaración en Fiscalía, el empresario aseveró que “por los negocios contratados por la sociedad Caval durante 2012, en distintos proyectos pagué la suma de $1200 millones, sin haber obtenido directamente grandes beneficios económicos de esos negocios”. También argumentó que de haber sabido que Bachelet “sería candidata y finalmente Presidenta de Chile, yo no hubiere realizado negocios con Caval”.

Dávalos, Bachelet, Compagnon A1 El 10 de junio el empresario Gonzalo Vial Concha declaró ante el fiscal Luis Toledo que investiga el Caso Caval. Vial Concha -quien facilitó el 14 octubre de 2012 el fundo Haras de Callanas en Paine para que Natalia Compagnon se casara con Sebastián Dávalos, el hijo de la Presidenta Michelle Bachelet- relató, según el testimonio al que tuvo acceso The Clinic Online, cómo conoció a la nuera de la jefa de Estado y cómo Compagnon lo convenció de hacer negocios por cerca de $1200 millones por trabajos que, afirma, estaban sobrevalorados. Relató además una reunión de negocios con Compagnon, Dávalos y un grupo de asiáticos en 2012, aunque no especifica la fecha exacta. Hasta ese año, Dávalos era parte de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales y según contó él mismo a Toledo desempeñó funciones paralelas en Caval y la Direcon. Según narró Vial "en enero del año 2012, doña Natalia Compagñon me contactó creo que por teléfono, para ofrecerme pertenencias mineras en diversas partes de Chile. Recuerdo que uno de los negocios correspondía a una pertenencia llamada Moritas, ubicado al Este de Antofagasta, lo cual me interesó, pero era muy distante para llegar al Puerto. Me mostraron otras, pero no era muy precisa la información técnica que me aportaba, para poder analizarlas adecuadamente". Posteriormente, "con fecha 12 de Febrero de 2012, producto del ofrecimiento de Natalia, suscribí a través de inversiones Graneles, sociedad que represento, y la sociedad CAVAL LTDA. un acuerdo de representación y comisiones, consistente principalmente, en la participación de búsqueda de pertenencias mineras, en segmentos de cobre, oro o hierro y otros proyectos en el mismo sector minero, infraestructura y equipamientos asociados a esa actividad. En virtud de este contrato, Graneles se obligó a pagar a CAVAL durante el año calendario, la suma total de 162 millones de pesos en tres pagos trimestrales, sin perjuicio de los gastos derivados de los servicios contratados". Los gastos adicionales a los que aludió Vial Concha ante el Ministerio Público sumaron, finalmente, más recursos para Caval que las labores para las que fue contratada la compañía. "Hoy puedo concluir que si bien algunos de estos proyectos están sobrevalorados, la mayoría de ellos, al momento contratarlos, me parecieron precios de mercado, pues, en la minería, habitualmente se gastan altísimas sumas de dinero", comentó el empresario. Vial Concha adujo que "en total mi empresa pagó cerca de $1200 millones a CAVAL, entre análisis de proyectos mineros, de puertos y también por diversos estudios comerciales en relación a un terreno de 24 hectáreas que tengo en Rancagua, casi frente a la FUSAT. También les encargué trabajo para hacer un proyecto en TEJAS VERDES, que es un predio de mi propiedad en sector de Nogales, Machalí, en el cual se pensaba hacer un proyecto inmobiliario importante, ya que son más de 108 hectáreas, pero finalmente eso no prosperó". Hasta ahora, no se conocía que Caval, antes de la compra venta de terrenos en Machalí a través de un préstamo de US $6500 millones, ya había incursionado en el negocio inmobiliario en la zona. En cualquier caso, Vial destacó que ninguna gestión de Caval, en ningún ámbito, le trajo grandes ganancias. "Efectivamente por los negocios contratados por la sociedad Caval durante 2012, en distintos proyectos pagué la suma de $1200 millones, sin haber obtenido directamente grandes beneficios económicos de esos negocios, lo que asumo como costos que permitieron proyectar otros negocios, en los que sí tengo perspectiva de beneficios mayores, los cuales se encuentran en curso. Sin embargo, con Caval decidí no continuar trabajos desde principio de 2013", dijo. Las razones para terminar el contrato con Compagnon fue, recalcó Vial, una mala situación financiera: "Me empieza a apretar la caja, a pesar de que Natalia me insistía con proyectos, le dije que debía abocarme a mis negocios principales y no estaba en condiciones de abocarme a otros proyectos (...) Mi relación con Natalia no era de amistad, diría que de mucho respeto y muy interesante, dado que conversábamos de negocios y también dentro del ámbito de su profesión". El empresario además señaló que "los negocios con CAVAL se realizan en el tiempo Natalia era la nuera de la ex presidenta y no era ni siquiera candidata. De hecho, de haber sabido que ella sería candidata y finalmente Presidenta de Chile, yo no hubiere realizado negocios con CAVAL, para evitar las suspicacias al realizar negocios con personas vinculadas al mundo de la política" y que "no existe otro motivo" más allá de los servicios prestados para haber pagado $1200 millones a Caval. Sobre Dávalos, en tanto, aseguró que "lo conocí por primera y única vez cuando nos juntamos en el Hotel Hyatt, creo que el segundo o tercer trimestre de 2012 y él estuvo presente, en una reunión con unos asiáticos, para ver si hacíamos algún negocio relacionado con la minería. Yo estuve presente en esa reunión a la que fui invitado por Natalia para analizar posibles negocios mineros. En dicha reunión Sebastián Dávalos asiste seguramente contactado por Natalia. Fue una reunión informal en el lobby del Hyatt y duró cerca de 30 minutos. También estuvo Natalia y cuatro o cinco asiáticos. La verdad fue una reunión sin importancia, de hecho yo no quería ir y efectivamente no tuvo ninguna importancia ni salió ningún negocio de esta reunión. Yo no pagué a nadie por esta reunión, no se emitió factura o al respecto, por lo tanto no contraté a Sebastián Dávalos de ninguna forma para estos ni ningún otro efecto. En este punto, reitero que todos los negocios celebrados durante el año 2012, fueron con CAVAL, con Natalia Compagnon principalmente y un par de veces también me reuní con Mauricio Valero, pero nunca con Sebastián Dávalos". Con el hijo de la jefa de Estado, insistió Vial, no tuvo mayor vínculo. Compagnon, en cambio, incluso hablaron de formar un Centro de Hipoterapia y un museo, que no prosperó, e incluso Vial le pidió consejo sobre un problema en Graneros con Rodrigo Errázuriz Ruiz Tagle. "Al realizar auditorías pude advertir hubo manejos financieros inadecuados, habiendo comprometido los activos de los impresas. Natalia conociendo de dicha información, me señalaba que era necesario averiguar sobre la seguridad informática en mis empresas, ofreciéndome servicios para ellos, pero nunca contraté", adujo. Vial Concha afirmó que le contó de estos problemas a su padre. "Mi padre no creía en lo que le dije y finalmente no hizo nada al respecto, más bien se alejo más de mí", confesó.
Comentarios
Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. -------------------------------- Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. -------------------------------- Sabía ud que... HAY PERSONAS TAN MALÉFICAS QUE SON EL SEXO DEVIL. -------------------------------- Sabía ud que... COMO NO VAN A DEJAR LIBRE A LOS LADRONES SI LES DICEN “HABLE AHORA O CALLE PARA SIEMPRE”. -------------------------------- Sabía ud que... LOS MÁS SUPERSTICIOSOS SON LOS CARPINTEROS PORQUE ESTÁN TODO EL DÍA TOCANDO MADERA. --------------------------------