Primera reunión de trabajo con la nueva directiva de la UDI

Luego de la habitual reunión de los días lunes que tiene el comité ejecutivo de oposición, conformado por representantes de RN, Evópoli, el PRI y la UDI, el presidente de ésta última, Hernán Larraín, se refirió a la crisis que enfrenta actualmente la Nueva Mayoría, que se plasma en el bajo nivel de aprobación que tiene la Presidenta Michelle Bachelet y en la tensión que habría hoy en día dentro del comité político del oficialismo.

El senador UDI cree que la Nueva Mayoría se enfrenta a un problema serio, que se agrandó aún más tras las reuniones del ex Presidente Ricardo Lagos y del ex ministro José Miguel Insulza, que tuvieron lugar mientras Bachelet se encontraba fuera de Chile.

“Estamos frente a un momento de ingobernabilidad grave, con un Gobierno dividido donde el respaldo de los viejos líderes de la Concertación no está con la Presidenta, está con el ministro Burgos. Entonces, quién manda, el ministro Burgos, la Presidenta o no manda nadie (…) con un país trancado, paralizado, este es el peor escenario posible”, opinó, según consignó El Mostrador.

Aseveró también que “cuando se dividen los líderes de la Nueva Mayoría y la Concertación en torno a quién manda es porque hay un problema de raíz que hace imposible que puedan avanzar y darle a Chile un horizonte”.