Jefe informático de La Moneda: “Dávalos pidió que se borrara la información del computador”

Luis Escalona Venegas explicó que el área de informática de La Moneda había recibido un llamado de la secretaria de Sebastián Dávalos, quien les solicitó ir a la oficina del hijo de la presidenta Bachelet. Fue ahí donde el propio Dávalos les pidió borrar la información de su computador, horas antes de renunciar a su cargo. Venegas le dijo a la comisión investigadora del caso Caval que el procedimiento había durado 20 segundos.

Sebastian Davalos renuncio a su cargo

Luis Escalona Venegas, jefe de Informática de La Moneda, declaró hoy en la Comisión Investigadora por el Caso Caval e informó que fue el hijo de la presidenta Bachelet, Sebastián Dávalos, quien soliticitó borrar personalmente información de su computador horas antes de renunciar.

La información respecto a este tema había generado polémica luego que se conociera que el contenido que se almacenaba en el computador del ex director Sociocultural de la Presidencia había sido eliminada.

Escalona explicó además que después de la renuncia de Dávalos, el día lunes recibieron una nueva solicitud desde la Dirección Sociocultural, que pedía el retiro del computador del dijo de Bachelet, pues ya no estaba en ejercicio de su cargo.

Respecto al equipo, el jefe de informática explicó que “no se tocó después del proceso de borrado a solicitud del señor Dávalos. Se le preguntó al señor Dávalos si el quería respaldo de la información y él dijo que no (…) Nadie tuvo acceso al computador hasta que fue incautado (…) ese equipo fue entregado por el director administrativo”.

Al ser consultado por el hecho de por qué un “simple borrado” no permitió encontrar la información, Escalona dijo que “no sé qué habrá ocurrido (…) cuando se entrega el computador al OS9 de Carabineros no sé qué pasa con ese computador que hasta el día de hoy no sé dónde está, no está en la Presidencia de la República”.

Respecto a los correos electrónicos, Escalona dijo que “los correos no competen a nuestra administración, no podemos rescatar esa información si el equipo no ha sido intervenido más allá de lo que nosotros lo dejamos (…) esa información, si el equipo no se ha tocado, es recuperable”.

En la comisión se informó que se oficiará a distintas reparticiones públicas para saber si el procedimiento de Dávalos se repitió en los casos del exministro Rodrigo Peñailillo y del exministro de Hacienda, Alberto Arenas.

EL DECRETO
Cuando el Ejecutivo reaccionó por el tema, el vocero de gobierno Marcelo Díaz, explicó a la opinión pública que había un procedimiento “regular” de borrar la información de los computadores y solo era respaldada cuando era solicitada por el titular. “Hay un protocolo que no viene de este gobierno, sino que de mucho antes, respecto de lo que ocurre con la información alojada en los computadores mientras estaba al servicio de un determinado funcionario. En general esa información se respalda solo a solicitud del titular y la información que requiere, de lo contrario son borrados y entregados a nuevos funcionarios. No obstante a eso, en este caso hubo un respaldo de todos los correos electrónicos que corresponde, los que fueron entregados a fiscalía”, afirmó el vocero del Ejecutivo.

Sin embargo, la Fundación Jaime Guzmán analizó el tema y dio a conocer el decreto supremo 14 promulgado en enero del 2014, que modifica el decreto 181 de 2005- que contiene el reglamento sobre documentos electrónicos, firma electrónica y deroga los decretos que indica- y que establece que el manejo de los documentos electrónicos deberá hacerse en conformidad a las normas técnicas sobre seguridad y confidencialidad establecidas en el decreto 83.

“El manejo de los documentos electrónicos deberá hacerse de conformidad a las normas técnicas sobre seguridad y confidencialidad establecidas en el decreto supremo Nº 83, de 2005, del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, o las normas que lo reemplacen”, se lee en dicho documento.

Comentarios