drama

In crescendo sigue el drama que afecta a miles de refugiados que día tras día intentan ingresar a Europa para dejar atrás las miserias y el desastre humanitario en que se vive en algunos países de medio oriente y Africa.

Según informa EFE, en esta oportunidad, la Guardia Costera griega encontró hoy el cadáver de un bebé en la costa de la isla de Agathonisi, en el mar Egeo, esto después de que sus padres llegasen en una embarcación procedentes de Turquía.

El cuerpo, un niño con pocas semanas de vida, fue llevado al hospital de la cercana isla de Samos, donde solo se pudo certificar su muerte, informaron los guardacostas.

La publicación agrega que diariamente llegan a las islas del mar Egeo oriental cientos de refugiados, en su mayoría sirios, debido a su cercanía con la costa de Turquía.

El comisario europeo de Migración e Interior, Dimitris Avramópulos, reiteró hoy que Grecia recibirá 33 millones de euros de manera inmediata para hacer frente a la ola de refugiados.

En una reunión con la primera ministra del Gobierno interino heleno, Vasilikí Zanu, Avramópulos señaló que este primer tramo forma parte de los 474 millones de euros que la Unión Europea destinará al país en el periodo 2014-2020.

En lo que va de año han entrado a Grecia 230.000 refugiados, de los que 150.000 lo han hecho tan solo en los meses de julio y agosto.

Este episodio aparece después del horror que generó la imagen del menor Aylan Kurdi muerto en la orilla de la playa de Bodrun, en Turquía.