Jaime Gajardo A1

En una conferencia de prensa, el Colegio de Profesores, a través de su presidente Jaime Gajardo, declaró que confía en que el Gobierno solucione definitivamente la deuda histórica de los docentes y se refirió al bono de retiro permanente rechazado públicamente por el Gobierno y Senadores de la Nueva Mayoría pero aprobado por la Comisión de Educación de la Cámara Baja.

Respecto a la deuda histórica, Gajardo dijo que “lo importante es que hay dos aspectos para considerar, primero está la resolución de la OIT que insta al Estado chileno a buscar una salida a este problema y un proyecto de acuerdo patrocinado por el Senado que busca fórmulas para resolver este tema y solicita al gobierno que se comprometa a buscar una salida”, según consigna La Tercera.

Según datos del gremio, son 30 mil los docentes que pasaron en 1981 del sistema público al municipalizado y que mantienen este problema.
“Nosotros el año pasado negociamos los cinco puntos de la agenda corta, dentro de los cinco puntos, uno de ellos era formar una mesa de diálogo que buscara una solución a este problema y tuvo un plazo hasta el 31 de julio, no lo cumplieron y pidieron un prórroga hasta el 30 de septiembre. Esperamos que ahora cumplan”, agregó.

En todo caso, Gajardo manifestó que “hay un apoyo transversal de las bancadas del Congreso, además de organismos internacionales que respaldan nuestro petitorio, incluso desde el mismo Gobierno, por lo que es muy necesario que el Ejecutivo busque una salida a este tema tan sentido para miles de profesores”.

Sobre el bono de retiro permanente, Gajardo dijo que “el gobierno debe declarar admisible esa indicación. La gran excusa de ellos es que nos hay recursos, y nosotros decimos si una autoridad política se le ha dado una responsabilidad, tiene que buscar esos recursos pero no puede ser excusa eso”.

Luego de la aprobación del punto en la Comisión de Educación de la Cámara Baja, tanto el gobierno como senadores de la Nueva Mayoría reaccionaron con rechazo, arguyendo falta de recursos para concretarlo y declarándolo inadmisible.

“Existen los fondos y está el apoyo político. Tenemos respaldo de todas las bancadas de la cámara de Diputados y esperamos que no sea distinto en el Senado y señalar que no hay recursos es una afirmación que no conduce a nada”, insistió Gajardo.