Leopoldo López EFE

El Partido Socialista (PS), aseguró hoy que la condena contra el opositor venezolano Leopoldo López, resulta atentatoria contra los Derechos Humanos e hizo un llamado a la colectividad a calificarlo como preso de conciencia.

En una declaración pública, el colectivo añade que sin ánimo de intervenir en asuntos internos de Venezuela, “consideramos la presente declaración como un deber para el PS que considera los DDHH como doctrina universal por sobre todas las cosas, habiendo vivido en carne propia la persecución, falta de justicia y encarcelamientos arbitrarios”.

En el comunicado, el Partido Socialista hace un llamado a que el gobierno y la oposición venezolana inicien un proceso de diálogo “para facilitar una salida democrática a la situación del país”.

En tanto, los diputados de la Comisión de Relaciones Exteriores criticaron duramente el comunicado del Gobierno de Nicolás Maduro y exigieron al Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet llamar a consulta al embajador chileno en Venezuela.

Los parlamentarios Jorge Tarud, José Manuel Edwards, Andrea Molina, Marcela Sabat e Iván Flores, dieron que la declaración emitida hoy por el Gobierno de Maduro “es insultante hacia nuestro país y eso no lo vamos a aceptar”.

“Lo que expresó nuestra Cancillería fue absolutamente prudente. Fuimos el único país latinoamericano que emitió una declaración señalando claramente que estamos atentos a lo que significan las verdaderas garantías de un proceso. Solo eso, pero el señor Maduro hoy nos insulta, nos ataca y nos denigra”, argumentó Tarud.

El diputado oficialista del Partido por la Democracia (PPD), agregó que “queremos que la respuesta de nuestro país sea clara, y una de las formas contundentes de expresarle nuestro rechazo a esta declaración es llamando a informar a nuestro embajador en Venezuela”.

En tanto, Edwards del opositor Partido Renovación Nacional, añadió que “el señor Maduro tiene que entender que la defensa de la democracia, de la independencia de los poderes y de los Derechos Humanos, no tiene fronteras; y él está vulnerándolas todas, incluidas las libertades, por lo tanto (esta declaración) no nos llama la atención”.

Además, el diputado RN agregó que “lo que no podemos aguantar es que se ponga en cuestión hasta el sistema educacional chileno, y más encima se cuestionen los motivos de nuestras comunicaciones diplomáticas, como si Chile estuviera actuando por presiones de potencias extranjeras”.

“Eso es un insulto que fue completamente desproporcionado y nos parece que la única forma de reaccionar, dada tamaña vejación que nos hacen, es llamar a consulta a nuestro embajador en Venezuela”, insistió.

El pasado jueves, López fue condenado a 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas de prisión, la mayor condena esperada para los delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio atribuidos al dirigente por los hechos violentos al final de una marcha convocada entre otros por él, el 12 de febrero de 2014.