El-Bosque-de-Karadima

Este domingo, en el horario que usualmente usaba Tolerancia Cero, será el estreno de “El bosque de Karadima”, la serie adaptada de Matías Lira con escenas y material extra que no entró en la película que convocó a más de 300 mil personas en Chile.

En la antesala, el director de la película habló con La Segunda sobre los beneficios de que ahora se estrene en formato televisivo, donde a juicio de Lira “existe mucho más tiempo para explayarnos en temas que en la película sólo pudimos presentar”.

“En el cine hay un protagonista que representa a varias víctimas, pero en la serie de suman casos y actores como Ricardo Fernández y Álvaro Espinoza para conocer más aristas de los abusos”, dice.

Lira señala además que a ello se suman las trama periodística y eclesiástica que no pudieron ser abordadas en la pantalla grande. “Se suma la trama periodística con Luz Croxatto y Claudia Celedón, cuyos personajes mostrarán como las víctimas se inmolaron ante la opinión pública, porque a nivel eclesiástico no estaban consiguiendo nada. A través de la prensa se destapó el caso y en la película no me pude detener en eso. La otra razón es la trama eclesiástica. Para eso se suman Luis Alarcón y Mauricio Pesutic interpretando personas actuales de la curia”, cuenta al matutino.

“Es muy fuerte ver que ahora se están destapando antecedentes dolorosos y viene a confirmar muchas teorías que nosotros manejamos. Si yo hubiese tenido las cartas entre Ezzati y Errázuriz, las hubiese usado para realizar la película, pero intuitivamente la serie habla de eso”, dice.

Sobre la pelea con las teleseries turcas, el director relata que el proyecto ha sido una lucha constante y que cuando estrenó la película lo hicieron enfrentándose a cinco blockbusters más potentes del momento, como fueron los records de audiencia Avengers y Rápido y Furioso. “Siempre logramos sobrevivir. Espero que en TV se repita ese éxito”, agrega.

Además, Lira cuenta que las reacciones a la película y al próximo estreno en televisión generó muchas reacciones. “Las más potentes vienen del lado de la iglesia. Me han apoyado, me han sostenido y han agradecido por la forma en que se individualizaron los casos, que no generalizó. Gente que ha sido víctima y ha buscado una forma de presentar los casos. Yo he tratado de ayudarlos y direccionarlos a ciertas fundaciones para que reciban ayuda”, contó el también director de Drama.

“Espero que el rating nos acompañe. Quiero que le vaya bien, porque estoy contento con CHV y porque los realizadores necesitamos la pantalla”, finaliza.