bacheletr

Luego de que se esbozara tímidamente una recuperación, la popularidad de la Presidenta Michelle Bachelet volvió a caer para ubicarse nuevamente en los niveles de aprobación más bajos de sus dos mandatos.

Según las cifras de la encuesta Adimark reveladas esta mañana, el respaldo a la Jefa de Estado retrocedió en noviembre a 26% desde el 29% que había alcanzado el mes anterior, cuando algunos analistas habían advertido un posible giro en la tendencia.

El rechazo, en tanto, si bien estadísticamente no significativo, trepó de 67 a 68%.

La caída en la aprobación a la Mandataria cortó la tendencia exhibida en los dos meses precedentes cuando logró subir después de siete bajas consecutivas.

Qué pasa con los atributos

Los atributos presidenciales mostraron una tendencia mixta en la medición del undécimo mes del año, con leves bajas y alzas.

El atributo “Cuenta con capacidad para solucionar los problemas del país” es el que posee el mayor nivel de aprobación con un 49%, asimismo es el que más aumenta en relación al mes anterior (+4 puntos). En segundo lugar se ubica “Es respetada por los chilenos”, atributo que aumenta tímidamente un punto, alcanzado el 47%. En tanto, “Es activa y enérgica” es el atributo que mayor retroceso evidencia (-5 puntos). Finalmente, “Le genera confianza”, el atributo que más se ha visto deteriorado tras la revelación del caso Caval, retrocede dos puntos (39%), cita Adimark.

Respecto del respaldo al gobierno, al igual que en el caso de la Presidenta, cae la aprobación y sube el rechazo. El primero se ubicó en 21%, mientras que el segundo en 75%.

Las áreas de gestión peor evaluadas son el tema mapuche, la corrupción en organismos del Estado y la delincuencia.

Con relación al gabinete, los mejores evaluados son los ministros Claudia Pascual (Sernam), Heraldo Muñoz (Cancillería)  y José Antonio Gómez (Defensa), en tanto que en la vereda opuesta, en la cola, aparecen Javiera Blanco (Justicia), Adriana Delpiano (Educación) y Carmen Castillo (Salud).

Finalmente, las coaliciones políticas y el Congreso siguen sin dar el tono con paupérrimos porcentajes de apoyo en contraste con altos rechazos. 22% aprueba a la Nueva Mayoría y 68% la rechaza, mientras que 12% apoya a la derecha y 77% la desaprueba.

Respecto del parlamento, la Cámara tiene una aprobación de 10% y un rechazo de 83%, y sus socios del Senado un respaldo de 12% y una desaprobación de 82%