ME-O, el favorito en las encuestas políticas, declara este lunes como imputado en el caso SQM

Después de que se postergase el interrogatorio mientras el excandidato se encontraba en el extranjero, a primera hora de mañana, el fundador del PRO debe concurrir a las oficinas del Ministerio Público para ser interrogado por los fiscales Carmen Gloria Segura y Emiliano. Enríquez-Ominami deberá responder, en lo medular, por los pagos de $362 millones que recibió su ex brazo derecho, Cristián Warner, de parte de la filial Salar. En su entorno opinan que el hecho no tendrá mayor impacto político, mientras que en la NM, donde algunos lo quieren y otros no, creen lo contrario.

marco enriquez ominami meo a1

Finalmente, este lunes, a las 9 de la mañana en punto, deberá comenzar a declarar como imputado en el llamado caso SQM el dos veces candidato a la presidencia Marco Enríquez-Ominami.

ME-O será interrogado por los persecutores Carmen Gloria Segura y Emiliano Arias en las oficinas de la Fiscalía Nacional.

Seguramente, motivo por el cual fue citado a declarar a principios de octubre cuando el ex Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, todavía estaba a cargo de la indagatoria, el hijo de Miguel Enríquez deberá responder por los pagos de 362 millones que recibió su ex brazo derecho, Cristián Warner, de parte de la filial Salar.

Desde que apareció vinculado al caso, ME-O ha reiterado que en sus campañas nunca recibió un peso de manera irregular, aunque sí reconoció haberse reunido con el ex gerente general de SQM, Patricio Contesse, formalizado en la causa y sindicado como el dueño de la billetera política de la firma.

“Sí. Claro que me reuní con Contesse para exponer mi posición sobre estatización del litio y crear un verdadero royalty a la gran minería privada (…) Fui a SQM como he ido a muchas otras empresas, sindicatos, universidades y organizaciones sociales a escuchar sus posturas y explicar mis propuestas. En esas reuniones no estuvo Julio Ponce Lerou”, dijo tiempo atrás el cineasta.

“No soy ningún santo, pero puedo decir que no hay enriquecimiento personal alguno, no tengo facturas falsas, ninguna cuenta pendiente con impuestos internos. Y sí he sido escrutado mil veces, no hay nada que temer”, afirmó además ME-O.

Respecto de Warner, quien mantuvo silencio las dos veces que concurrió a la Fiscalía, ME-O apuntó meses atrás que “sí, yo recomendé a Cristián Warner, ahora mi empresa se llama Rivas y Rivas limitada, y les puede decir mirando a los ojos: Yo no tengo una sola factura, no hay enriquecimiento personal, no conozco a Ponce Lerou… que es otras de las acusaciones que intentan instalar”.

El aludido declaró antes de ser citado en la Fiscalía en el SII.

En esa oportunidad, se refirió a los pagos que recibió de parte de Salar.

“Esto principalmente era una asesoría comunicacional. Partimos en 2011 con un monto bien bajo, porque nos queríamos meter en el negocio, establecer una relación. Los análisis se referían básicamente a análisis comunicacionales, que incluyen cliping, análisis, sugerencias de consejos publicitarios y de cómo aparece en los medios de comunicación la empresa, análisis de coyuntura, en general, todo lo que tenía que ver con las comunicaciones de las empresas”, detalló Warner.

“Pudimos convencerlo de que los servicios eran necesarios y que debían ser pagados a precios de mercado”, fue parte de lo que también dijo Warner, precisando que “a las reuniones con Patricio Contesse acudía solo, y siempre nos reuníamos en las instalaciones de SQM, por lo que recuerdo”.

Impacto político

Según publica este domingo El Mercurio, en el entorno de Enríquez-Ominami se habla de un trato desigual, esto luego de que a diferencia de él, el expresidente Piñera no ha sido citado a declarar pese a que su ex administrador electoral y ejecutivo de confianza de sus empresas, Santiago Valdés, se encuentra formalizado.

Con todo, en el “meísmo”, dice El Mercurio, el ánimo es que el hecho no afectará mayormente las pretensiones políticas del hombre que lidera las encuestas, y que tampoco habrá sorpresas en el interrogatorio más allá de lo relacionado con la situación de Warner.

En la Nueva Mayoría, donde a falta de un candidato algunos pocos no han visto con mala cara la idea de aliarse con ME-O, creen que sí puede haber repercusiones.

“Acá no habrá una muerte súbita, pero sí comienzan a limarse sus posibilidades de líder político”, opina un dirigente que pide mantener reserva de su identidad.

El diputado PPD, Pepe Auth, opina “que esto lo va a dañar. No como para sacarlo de carrera, pues si termina dañado judicialmente va a estar obligado a postular para no salir completamente de escena, pero sí se dañaría de manera definitiva su opción de ganar”.

“Mi impresión es que el caso SQM lo va a golpear y eso va a ser un factor para quienes pretendían conversar en la Nueva Mayoría de manera más formal con él. Esa conversación hoy es más difícil, no digo que imposible”, dice en La Tercera el diputado PS Osvaldo Andrade.

La citación de ME-O, vale recordar, se produce además luego de que la causa fuese recientemente asignada al fiscal jefe de Valparaíso, Pablo Gómez.

 

 

The Clinic Newsletter
Comentarios