dávalos-esposa-A1

Como algo “inevitable” y como una puerta a “nuevas formalizaciones” fue calificada la acción que este lunes decidió presentar el Servicio de Impuestos Internos en contra de Natalia Compagnon y otras cinco personas. Esto por haber incluido boletas falsas en la contabilidad de Caval Ltda. con el fin de evadir impuestos.

La querella presentada por el ente recaudador en contra de la nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, fue valorada transversalmente en el mundo político, luego de que la semana pasada el Ministerio Público anunciara las primeras formalizaciones para el 29 de enero, en las que no figuraban ni Compagnon, ni el hijo de la Mandataria, Sebastián Dávalos Bachelet.

Desde la oposición miraron con buenos ojos la decisión del SII, aunque criticaron la falta de premura por parte del ente fiscalizador a la hora de presentar la acción en contra de Caval, pues aseguraron que disponía de los antecedentes desde hace al menos seis meses.

En esa línea, aseguraron que durante todo el proceso de investigación del caso ha habido un intento por proteger los lazos de la familia presidencial.

La diputada de Renovación Nacional, Marcela Sabat, expresó tras enterarse de la noticia a CNNChile que “nuestra presión y la presión de la ciudadanía ha surtido efecto, y vemos que hoy el SII quiere volver a recuperar su prestigio como una institución con independencia y autonomía”.

El que esto pueda abrir la investigación a eventuales formalizaciones en contra, por ejemplo, de Sebastián Dávalos es una idea que abrazan en la derecha. El principal argumento es que Dávalos era gerente de Caval cuando se cometieron los delitos que el SII le imputa a la empresa de Mauricio Valero y Natalia Compagnon.

El legislador de la UDI, Felipe Ward, aseguró sobre esto que la acción del SII “abre las puertas para futuras formalizaciones, y viene a facilitar el trabajo de la fiscalía para pedir la formalizacion tanto del hijo de la Presidenta Bachelet, Sebastián Dávalos, como de su nuera, Natalia Compagnon”.

En esa misma línea, el diputado José Manuel Edwards (RN), señaló que “no hay ninguna razón para que Natalia Compagnon no sea formalizada y si seguimos los criterios de formalización otorgado como el caso Penta, no hay ninguna razón para que señor Dávalos no sea formalizado”.

Desde el pacto oficialista también se mostraron conformes con la querella. El presidente de la Comisión Caval II de la Cámara de Diputados, Gabriel Silber (DC) calificó la acción como “una buena señal de un organismo que debe ser autónomo e independiente del gobierno de turno. El SII ha hecho lo que tenía que hacer. Nosotros sostuvimos durante varias sesiones que aquí hubo perjuicio fiscal”.

El también integrante de dicha Comisión, diputado Juan Luis Castro (PS) calificó la decisión del SII como “correcta e inevitable”.

El legislador consideró que ésta es concordante con los antecedentes que ha recabado la instancia investigadora: “hoy se materializa lo que muchos sospechábamos que era inevitable, que es buscar la responsabilidad finalmente en la Justicia, por la evasión tributaria en las distintas aristas del que hacer de Caval antes, durante y después de la compra de los terrenos, como también de toda la operación inmobiliaria que hizo el síndico de quiebras para hacerse de un valor mucho más alto y la entrega de esos terrenos también al mejor postor, pero sin usar correctamente los instrumentos que la ley le otorga”, sostuvo.

Con todo, Castro se sumó a las críticas de la oposición sobre la poca celeridad con que actuó el organismo recaudador en el caso: “el SII, desde hace seis meses, con informes en mano por parte de la fiscalía, tenía elementos de juicio para iniciar acciones judiciales por evasión tributaria”, dijo.

Por su parte el ex presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade también valoró la presentación de la querella.

“Me parece muy bien, porque efectivamente hay un aspecto vinculado con eventuales delitos tributarios que tiene mucho sentido investigar, y Caval aparentemente había emitido boletas en forma fraudulenta”, sostuvo a La Tercera.

Con todo, es el fiscal Luis Toledo quien debe determinar las próximas formalizaciones que vendrán en el marco de la compleja trama en la que se ha convertido el caso Caval. El persecutor ya advirtió que se vienen más.

Para hoy se espera que la Comisión que investigó el caso durante siete meses entregue finalmente sus conclusiones, en un único informe que fusiona los antecedentes de ambas instancias.