Orpis admite uso de asignaciones parlamentarias para campañas políticas

“Tales recursos se utilizaron con fines políticos, financiando diversas actividades de esa índole. Ello ocurrió principalmente con las campañas de 2009, 2010, 2012 y 2013”, dijo el parlamentario. Respecto de los pagos de Corpesca, declaró que “lo que uno persigue es buscar recursos para financiar campañas políticas, pero no tuve a la vista la rebaja de la base imponible”

Orpis A1

El senador de la UDI, Jaime Orpis, reconoció en sus última declaración por el llamado caso Corpesa haber ocupado recursos provenientes de asignaciones parlamentarias para fines de campañas.

“Reconozco que apliqué a usos propios o ajenos parte de los dineros que se me asignan para el pago de asesores externos o legislativos”, dijo a la fiscal Ximena Chong, según cita El Mercurio.

De igual modo, el gremialista, confesó que “infringí la obligación que pesaba como administrador de tales recursos de aplicarlos solo para el pago de asesores, y no para otros fines distintos”.

Orpis explicó que “tales recursos se utilizaron con fines políticos, financiando diversas actividades de esa índole. Ello ocurrió principalmente con las campañas de 2009, 2010, 2012 y 2013”.

En su testimonio, además el senador afirmó tener la intención de “reintegrar la totalidad de tales dineros que fueron usados para fines propios o ajenos”.

Se habla de recursos que superan los 100 millones de pesos, platas obtenidas a través del giro de boletas de asesores por servicios que nunca se prestaron.

Sobre los pagos recibidos de parte de la empresa Corpesca, dijo que fueron pedidos “personalmente o a través de terceros por la emisión de boletas de honorarios a la empresa Corpesca S.A.”; sin embargo, desestimó haber tenido la intención de defraudar al fisco.

“Lo que uno persigue es buscar recursos para financiar campañas políticas, pero no tuve a la vista la rebaja de la base imponible”, declaró.

A Jaime Orpis se le investiga por los delitos de cohecho, lavado de activos, fraude al fisco y delitos tributarios que tienen relación con la facilitación de boletas ideológicamente falsas.

Según la investigación, Corpesca le pagó más de 260 millones de pesos durante dos años por esa vía.

 

The Clinic Newsletter
Comentarios