28 SEPTIEMBRE de 2015/ SANTIAGO El director Administrativo de la Presidencia de la Repœblica, se–or Cristi‡n Riquelme asiste a la comisi—n investigadora por los actos del gobierno en el Caso Caval con el objeto de continuar con su cometido. FOTO:PABLO ROJAS MADARIAGA/AGENCIAUNO

Los diputados de Renovación Nacional José Manuel Edwards y Gonzalo Fuenzalida exigieron a Michelle Bachelet sacar del cargo a Cristián Riquelme, quien se desempeña como director administrativo de La Moneda. La solicitud surge después de que el recaudador de campañas de la Nueva Mayoría, Giorgio Martelli, admitiera que le entregó $32,5 millones al funcionario cuando se desarrollaba la precampaña electoral de la Presidenta.

Fuenzalida apuntó a que “hay una solidaridad, una lealtad mal entendida, o quizás una búsqueda por silenciar a las personas para que no hablen manteniéndolas en el cargo”, según consigna Emol.

En esa línea, Edwards declaró que “ha quedado bastante claro que lo que la empresa Caval hacía era utilizar la influencia de los familiares de la Presidenta Michelle Bachelet en beneficio de su familia”.

Respecto a la solicitud de Natalia Compagnon de cambio de sede, para definir si el Juzgado de Garantía de Rancagua es competente en la causa, Edwards señaló que “nos parece evidente que lo que está tratando de hacer es dilatar este juicio”.

Si la petición de la nuera de Bachelet se aprueba, la causa se trasladaría al Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago.

Cabe recordar que el pasado lunes 4 de enero, el Servicio de Impuestos Internos (SII) presentó una querella que incluye a Natalia Compagnon, y otras cinco personas.

Según se pudo leer en ese entonces dentro del comunicado del SII, “la acción penal está dirigida en contra de los representantes legales de la sociedad Exportadora y de Gestión Caval Limitada, Mauricio Valero y Natalia Compagnon, como autores del delito tributario previsto y sancionado en el inciso primero del artículo 97, N°4, del Código Tributario, que guarda relación con la presentación de declaraciones maliciosamente falsas, al incorporar facturas falsas en la contabilidad de la mencionada sociedad, rebajando indebidamente la base imponible del impuesto a la renta que le correspondía pagar”.