humo

El Colegio Médico de Chile aseguró hoy que los efectos del incendio en un vertedero de basura a las afueras de Santiago, que dejó una nube de humo y un hedor insoportable en algunos sectores de la capital pueden ser de alta gravedad para la población.

Si bien, el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, explicó esta mañana que “el humo por el incendio en el vertedero no es tóxico”, los profesionales alertan sobre variados riesgos a la salud.

“Todos los gobiernos de turno siempre tranquilizan a la población, creo que es un error, hay que informar lo que pasó”, el presidente del Departamento de Medio Ambiente del Colegio Médico, Andrei N. Tchernitchin.

Agregó, en declaraciones a la edición electrónica del diario La Tercera, que la emanación “produce los mismos síntomas del smog, habrá muertes, mayor concentración de ataques asmáticos, pero además este no es smog común, ya que tiene compuestos adicionales, lo que explica que haya gente con vómitos, cefaleas y manifestaciones gastrointestinales, eso es efecto agudo”.

Sobrte esa base, el presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, solicitó al Gobierno decretar alerta sanitaria y “actuar con premura ante esta situación”, debido a que “es mejor reconocer que existe una emergencia ambiental y buscar una solución de inmediato”.

En tanto, El Ministerio de Salud señaló que los síntomas serán más fuertes en aquellas personas con dificultades respiratorias y llamó a precaución especialmente en embarazadas, niños y ancianos.

“El conjunto de las instituciones públicas están trabajando con toda su capacidad para atender las dimensiones de esta emergencia que afecta a la población”, afirmó por su parte el portavoz del gobierno, Marcelo Díaz, a los periodistas.

Preguntado por las distintas opiniones y discrepancias entre autoridades y expertos en torno a la catástrofe, Díaz dijo que “lo fundamental es que la población esté informada y los que corresponden en terreno; la prioridad es poner fin al incendio y la nube de humo para evitar efectos negativos”.

En tanto, los bomberos encargados de combatir el fuego esperan “tener controlada en un 70 por ciento la emanación de humo para la medianoche (03.00 GMT del miércoles)”, pero, según un portavoz, “el incendio va a demorar días en apagarse”.

El intendente Orrego dijo que se abrió un sumario sanitario contra la empresa concesionaria del vertedero y que el Ministerio del Medio Ambiente realiza “un estudio para el levantamiento de cargos, porque aquí hay una resolución de calificación ambiental que tuvo problemas”.

El incendio se declaró el lunes en el vertedero “Santa Marta”, ubicado en el municipio de Talagante, a unos 30 kilómetros al suroeste del centro urbano, y aunque los responsables aseguran que el fuego se produjo luego de un derrumbe y afectar a una mínima parte del vertedero, la brisa llevó sus emanaciones a los siete millones de habitantes de la ciudad.

El fuego, según la empresa concesionaria del basural, se originó en “una inusual ola de calor” que ha golpeado a la zona central de Chile, con temperaturas de hasta 38 grados en algunas zonas de la Región Metropolitana de Santiago en los últimos días.

La empresa anunció que la recepción de basura estará suspendida hasta que el incendio está absolutamente controlado.

El vertedero Santa Marta recibe unas 4.200 toneladas diarias de basuras desde diecinueve municipios de Santiago, cuyos alcaldes anunciaron la suspensión momentánea de la recolección domiciliaria de desechos a causa del incendio.