Jaime Pajarito Valdés A1

Un remezón fuerte, que podría traer duras consecuencias en el equipo popular, generaron las palabras del volante de Colo Colo, Jaime Valdés, quien reconoció ayer viernes que quiere para partir a Argentina, donde tiene una oferta concreta desde San Lorenzo de Almagro.

“Voy a ser claro: no quiero jugar con los sentimientos del hincha porque los entiendo perfectamente. La posibilidad de San Lorenzo está. Me han llegado ofertas económicamente mejores pero siempre las rechacé porque estaba muy cómodo en Colo Colo, venía para quedarme y para retirarme. Nunca lo escondí. Esto siempre fue un sueño y ganar dos campeonatos me ha hecho muy feliz, pero San Lorenzo me acercó un proyecto motivante, interesante, que es ganar la Copa Libertadores. Eso mueve a cualquier jugador y a mí también (…) Ese día cuando la vi en la cancha del Monumental (el trofeo) le quería dar besos, me quería sacar fotos. Ojalá que Colo Colo la pueda ganar en corto plazo, han pasado 25 años y no hemos estado ni cerca. Da lata. Un equipo como este debería pensar seriamente en ir por el título”, dijo el mediocampista de 35 años en ColoCoLeit, un programa transmitido por el portal DaleAlbo.cl

El volante, pieza clave en el funcionamiento de los albos, contradijo a Aníbal Mosa, el presidente de Blanco y Negro -la concesionaria que maneja el club-, y dejó claro que todavía tiene opciones para partir. “Escuché al presidente que dijo que se había juntado conmigo y que dijo que no saldría ningún jugador más y que me había dejado en claro que no partiría, pero son palabras de él. La posibilidad está hasta el 4 de febrero. Vamos a ver qué pasa. Me motiva el proyecto y más jugar un campeonato como el argentino. Acá en Chile hay problemas con la ANFP, con el fútbol… A mi edad es un privilegio y un bonito desafío (…) En la semana, apenas me reciba el presidente, vamos a tener una reunión para finiquitar el tema. Le daremos un corte final así tenga que salir o quedarme”, dijo.

“Está difícil la negociación. El presidente y el cuerpo técnico saben la importancia que tengo dentro del equipo y ellos no quieren dejarme salir. Pero les pido que se pongan en mi lugar. Es un tema deportivo, nada más que eso. Me gustaría probar otra experiencia, otro fútbol, otro equipo. Con esto no quiero decir que Colo Colo es menos que San Lorenzo. Para mí, Colo Colo es el más grande del mundo, pero me motiva lo deportivo”, agregó.

Pajarito además remarcó que no era una decisión fácil porque estaba muy cómodo en Colo Colo, pero que el proyecto de pelear la Copa Libertadores lo motiva más. Ahí fue donde criticó duramente las decisiones que se toman en el club.

“Me gustaría mucho que los dirigentes de Colo Colo pudieran hacer un programa así (para enfrentar la Libertadores), para aspirar a ganar ese trofeo. Las condiciones están, es el sueño de cualquier hincha, tenemos una base de jugadores de experiencia y calidad y creo que con un par de jugadores de buen nivel podríamos dar la pelea, pero lamentablemente por motivos económicos, o quizás por otros, no se hace un plan serio para ir a ser campeón. Nos conformamos con pasar a segunda fase y eso es lamentable. Por eso quiero ir a San Lorenzo”, agregó.

“Cuando vine a Colo Colo sí estaba ese proyecto para ir a ganar la Libertadores, con el cuerpo técnico anterior. Lamentablemente tuvieron que salir por determinación de la dirigencia. Cometieron un gran error, era un cuerpo técnico fuerte, unido, que nos estaba entregando mucho, con un proyecto a largo plazo. Con ese cuerpo técnico se traían jugadores de experiencia, de nivel, de jerarquía y estábamos muy contentos. Después le tocó al cuerpo técnico que está ahora y también tienen la idea, pero a largo plazo. Dicen que no hay plata y no entiendo cómo un equipo como Colo Colo dice que no tiene plata. Da para pensar”, dijo el formado en Palestino.

Finalmente, el colocolino arremetió criticando que en el actual campeón del fútbol chileno “no se aprovecha la base. Con dos o tres refuerzos del mismo nivel de los que estamos podríamos pelear una Copa Libertadores, pero el plantel es corto. Hace dos años venimos jugando los mismos y no hay recambio. Hay muchos jugadores jóvenes con mucho potencial, pero cuando juegan no rinden igual que en los entrenamientos. Es complicado, porque Colo Colo es presente y si no estás preparado ahora, no se te van a dar más oportunidades”.