TNE Tarjeta Nacional Estudiantil A1

El Tribunal de Contratación Pública suspendió por 15 días a la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) de celebrar un contrato por más de 1.600 millones de pesos para la operación de oficinas de atención a usuarios y distribución de la Tarjeta Nacional Estudiantil (TNE) en la Región Metropolitana, generando un nuevo dolor de cabeza para el organismo dependiente del Mineduc.

La resolución ordena a la Junaeb “abstenerse de ejecutar o celebrar cualquier acto administrativo dirigido a la prosecución del proceso licitatorio de ‘Contratación de los servicios de oficinas de atención a usuarios, captura fotográfica en la Región Metropolitana, maquilado y distribución de tarjetas en la Región Metropolitana y oficinas de Chile Atiende del país, y revalidación en terreno en las regiones del país y comunas rurales de la Región Metropolitana, necesarios para la administración integral de la Tarjeta Nacional Estudiantil’”.

La medida fue tomada después que una de las empresas que participó en el proceso de licitación, Vigatec S.A., presentó una demanda de impugnación a dicho tribunal denunciando “ilegalidad y arbitrariedad” en el proceso que le adjudicó el 18 de febrero pasado el trabajo de administración del también denominado pase escolar en la Región Metropolitana a la empresa Emach Card.

Un problema para cumplir con la meta de entrega de TNE que se distribuirán este año (dos millones entre nuevas y revalidadas) y un nuevo dolor de cabeza para el servicio, que se suma a las irregularidades investigadas de la licitación del Programa de Alimentación Escolar (PAE) de 2015 y de 2016, después de detectar que en la auditoría externa contratada por el servicio se habían falseado datos de una empresa.

COSTO CERO

Hace poco más de un mes, el director de la Junaeb, Cristóbal Acevedo, se refirió a una entrevista con The Clinic Online sobre el proceso de entrega de la TNE y aseguró que sería un proceso impecable y que iba a llegar antes del 31 de mayo, fecha en que vence la operación de la tarjeta actual.

“Creo que tendremos un proceso impecable, ejemplar y que nos va a generar todas las garantías. Siempre puede haber un margen de fallas, pero muy menor. Son cosas que pasan en un proceso de esta envergadura. Tenemos que entregar 700 mil tarjetas nuevas, revalidar un 1 millón 300 mil tarjetas. Son 2 millones de tarjetas a nivel nacional, una cosa muy masiva. Pero yo puedo dar la certeza de que el grueso del país y los estudiantes van a tener su tarjeta estudiantil al día”, dijo en esa ocasión.

Sin embargo, la resolución de este 13 de abril del Tribunal de Contratación le agüó la fiesta. El documento señala textualmente que la suspensión solicitada por Vigatec, representada por el estudio Caglevic, Delgado, Ramírez & Feres Abogados, se da “atendido el mérito de los antecedentes, en especial lo expuesto por la parte demandada en su informe”.

En la acción legal, la empresa denunciante dice que la oferta de Emach Card debió ser declarada inadmisible y se debe corregir los errores cometidos en la evaluación de ofertas, en las que Vigatec -que operaba anteriormente el sistema- quedó en segundo y tercer lugar, respectivamente, con menor puntaje económico y técnico.

Según lo señalado por Vigatec se debía definir “con claridad cada uno de los nueve servicios específicos requeridos” por Junaeb en dicha licitación y la forma de ofertarlos desde el punto de vista económico.

En ese contexto, ambas empresas debían señalar cuál era la cantidad referencial de productos para cada servicio y el precio unitario máximo final, sobre una base predefinida por Junaeb, dejando para los privados la definición de “precio unitario neto (sin impuesto)” y “precio unitario final (con impuestos, de corresponder)”, así como el cálculo del “monto total” asociado a cada servicio. Pero, según Vigatec, la empresa ganadora de la licitación sólo incorporó los dos primeros.

Pero además, la denuncia señala que la empresa ganadora omitió el precio requerido para los servicios de “fotografía capturada en oficina, contenidas en las bases de impresión solicitadas, con distribución y entrega”, “Base de impresión por foto obtenida por Junaeb” y “Revalidación con sello en oficina”.

En cambio, la propuesta ganadora indicó que su costo de precio unitario neto, unitario final y monto total era “$0”. De esa forma, asegura la demandante, se produjo una “distorsión absoluta y totalmente artificial en el resultado de la evaluación de las ofertas presentadas por los dos oferentes en competencia”, lo que le impedía a Emach Card continuar participando del proceso de evaluación.

Además, la demanda señala que la misma empresa Emach Card desistió anteriormente de una oferta que presentó en otra licitación de administración integral de la TNE para todas las regiones del país con excepción de la Región Metropolitana para el período 2015 – enero 2017.

En esa oportunidad, dicha empresa habría señalado que su oferta “contenía un error evidente en su formulación económica ya que los precios ofertados no cubrían siquiera los costos de operación del servicio”.

“Gran parte del proceso continúa”

El pasado 6 de abril Acevedo, anunció que durante la primera quincena de abril 123 mil tarjetas de los estudiantes de Educación Superior que se tomaron la fotografía para su TNE en enero podrían retirarlas. Desde el organismo señalaron, sin embargo, que la decisión del tribunal no afecta a ese conjunto de credenciales, las que ya están repartidas para su retiro.

De los dos millones de estudiantes que recibirán TNE los alumnos de 5º básico, 1º medio y 1º año de educación superior tendrán tarjetas nuevas, mientras los estudiantes que no cambiaron de ciclo educacional tendrán que revalidarla. Cabe recordar que la credencial -antes llamada “pase escolar”- permite a los estudiantes acceder a una tarifa rebajada las 24 horas por los 365 días del año en el transporte público.

Desde la Junaeb señalaron a este medio que “La decisión del Tribunal de Contratación Pública de suspender la ejecución de uno de los contratos que forma parte del proceso de entrega y revalidación de la Tarjeta Nacional Estudiantil 2016, es parte de un procedimiento de alegación normal que disponen las empresas”.

“Como Junaeb estamos garantizando la prestación del servicio y la entrega de este beneficio a los estudiantes de Chile”, agregaron en el servicio.

Consultadas por The Clinic Online, ninguna de las empresas quiso referirse a la resolución. Sin embargo, el proceso judicial podría seguir ya que existe una instancia superior en la Corte de Apelaciones de Santiago.

Junaeb: nueva licitación adjudica a empresas cuestionadas millonarios contratos de alimentación escolar – The Clinic Online