Donald Trump EFE

El precandidato republicano Donald Trump presumió hoy de su holgada victoria en su estado, Nueva York, y advirtió que no será “justo” que si llega a la convención republicana con mayor número de delegados que sus rivales no sea el elegido por el partido.

Trump reaccionó a los primeros datos del escrutinio que le dan como ganador claro, por encima de Ted Cruz y John Kasich, desde el lobby de la Torre Trump que posee en la Quinta avenida de Nueva York, acompañado de varios miembros de su familia.

“Vamos a llegar a la convención como vencedores en número de delegados ganados justamente con votos. Nadie debería aceptar delegados que no ha conseguido él mismo, como yo”, dijo a modo de aviso mostrando su temor de que la convención republicana le aparte de la nominación pese al apoyo conseguido.