boric-rie-a1

Seguramente la marraqueta, medialuna, hallulla o lo que sea que se comió Gabriel Boric esta mañana al desayuno estuvo más crujiente que nunca, así como el dulzor del café debe haberse saboreado como un elixir.

Ayer, el diputado de la Izquierda Autónoma, así como los miles de fanáticos de la Universidad Católica, sufrió y celebró luego de que su equipo se coronara campeón del fútbol chileno, después de seis años en que los fantasmas del segundo lugar, de la “arrugada” en la instancia final, rondaron a ratos por los pastos de San Carlos de Apoquindo.

El ex líder estudiantil siguió el infartante duelo en que la UC venció a Audax por 2-1 pasando de la desesperanza al júbilo, de la rabia al llanto, a ese llanto de alegría que colmó las almas de los hinchas del equipo que nació en el barrio Independencia.

“Que entre el Milo (Milovan Mirosevic) :(“, fue el primer mensaje que escribió Boric en su cuenta de Twitter, acaso apelando a lo irracional, seguramente cuando el cuadro de la franja caía parcialmente por la cuenta mínima, sirviéndole de esa manera en bandeja el título al hasta ese momento puntero O’Higgins.

Dos horas después de esa frase, cuando los designios del destino ya habían hecho su trabajo, el parlamentario simplemente se limitaba a poner un cara con lágrimas de alegría.

A renglón seguido, y ya con la certeza de que por fin el equipo de sus amores dejaba de ser segundo, Boric escribía: “Gracias cabros por la chucha….”

Finalmente, con un “salú” al Pitbull Medel (ídolo de la franja) y recordando a Raimundo “Mumo” Tupper, fallecido en Costa Rica en 1995, el magallánico cerraba su victoriosa jornada con un especie de cántico… “Porque al Mumo Tupper no lo vamo’ a olvidar!!!!!!”