control-preventivo-a1

Cuatro diputados del Partido Comunista apoyarán la moción de la bancada socialista para presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional por la aprobación del control preventivo de identidad como parte de la agenda corta antidelincuencia.

La decisión de la bancada PS ha despertado diferencias en la Nueva Mayoría e incluso al interior de su propio partido. Sin embargo, según aseguró Juan Luis Castro, el jefe de la bancada socialista, contaban con 26 de las 30 firmas.

Con la decisión de los cuatro diputados comunistas llegarían al total. Camila Vallejo explicó la decisión: “Nuestra posición como partido no ha cambiado, nosotros políticamente tenemos una definición. Lo único que estamos haciendo es atender esta solicitud de nuestros colegas aliados del PS, que por una cuestión de forma le faltan simplemente cuatro firmas para hacer su propia presentación, así que en eso apoyamos su decisión, que no es la nuestra, porque ahí hay una diferencia tremenda”, consignó Cooperativa.

Vallejo agregó que apoyar al PS “podría facilitar una tercera instancia donde podamos recurrir a organismo internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

El diputado del PS Leonardo Soto justificó la decisión de la bancada toda vez que, según su visión, lo aprobado por la Cámara respecto al control de identidad “es una violación a las garantías constitucionales de todos los chilenos, y por eso los socialistas estamos preparando un requerimiento. Vamos a dar la pelea en el TC por los derechos de los ciudadanos, y de ser necesario en las instancias internacionales que correspondan”.

Desde el gobierno, días atrás, el ministro del Interior Jorge Burgos dijo que “no suena muy bien que una bancada oficialista o un grupo de una bancada oficialista lleve al Tribunal Constitucional un proyecto de su gobierno, para qué engañarnos. No suena bien”, afirmó el jefe de gabinete.

“No obstante de que no suena bien, es legítimo desde el punto de vista que todo el mundo tiene derecho a recurrir a través de un requerimiento al TC. El TC más allá que a uno le pueda gustar un fallo o no, es una institución que existe y esos fallos deben acatarse”, agregó al respecto el secretario de Estado.