Miguel Crispi A1

El recién renunciado asesor del Ministerio de Educación y fundador de Revolución Democrática, Miguel Crispi, se refirió a su salida de la cartera con el fin de “construir una alternativa política distinta” a la Nueva Mayoría, justo una semana después de que RD entregara ante el Servel las 10 mil firmas que le permitirá convertirse en un partido político legal.

“Colaboración crítica” ese es el concepto que acuñaron al interior de Revolución Democrática cuando apostaron por el ingreso de varios de sus militantes a cargos de Gobierno. Crispi, ex militante socialista, asegura que esa fórmula tocó techo ahora que se convertirán en partido y que ahora lo que viene es trabajar por la construcción de un frente amplio.

En relación a las críticas que han surgido en contra de RD, Crispi señaló en entrevista con El Mercurio que “lo que para algunos es oportunismo, para nosotros es consistencia. Si nos hubiéramos ido antes, nos criticarían por otra cosa. Es de sentido común que dejemos de ocupar cargos de responsabilidad política en un gobierno que no es el nuestro”.

“Entramos al gobierno en una fórmula de colaboración crítica, de un movimiento que decide empujar agendas, y en particular la educacional, sin ser parte de la Nueva Mayoría. Esa fórmula encuentra un techo cuando nos convertimos en partido”, agregó.

El ex dirigente estudiantil explicó que “un frente amplio es un frente capaz de darle gobierno al país. Por tanto, un frente amplio solo de izquierda no logra ese propósito. Creo que si se interpretó como una visión de corto plazo quizás no fuimos lo suficientemente fines.

“No me imagino un frente amplio sin el PPD, sin el PS o el PC, porque la tradición de la izquierda también está ahí. Y porque tiene que se una coalición que pueda ofrecer gobernabilidad a Chile”, dijo.

En relación a la gestión del Gobierno y la coalición oficialista, Crispi señaló que “la NM no ha tomado la decisión de dar una disputa real contra la captura de la política y de volver a representar a la ciudadanía. Cuando tiene problemas se cierra, no se abre. Y nuestro proyecto tiene una opción decidida a entregar màs poder, no a controlarlo. Es inverso a lo que hacen los partidos hoy. Eso necesita de estándares de transparencia y rendición de cuenta-como las que ha hecho Giorgio- que los partidos no están dispuestos a hacer, porque tienen tejado de vidrio”.

El ex presidente de la FEUC no descartó que en ese frente amplio pueda estar representado el PRO de Marco Enríquez Ominami, aunque ante la pregunta aseguró que “hasta el momento sus explicaciones dejan mucho que desear”.

En relación a las presidenciables Crispi señaló que no cree que Ricardo Lagos llegue a ser candidato presidencial. “Es un candidato del pasado y nuestra preocupación hoy es encontrar un candidato presidencial para RD. Tener nuestro candidato y sostener una primaria”, dijo.