Alexis Sánchez A1

Esta noche, con la mente puesta en la final de la Copa América Centenario, como aquella inolvidable de la tarde del sábado 4 de julio de 2015, Alexis Sánchez jugará su partido número 100 con la selección chilena, y de paso se transformará en el jugador sudamericano más joven en alcanzar esa marca. El País de España dedica un imperdible crónica al número siete de la Roja, a ese profesional intachable que cada vez que pisa el césped pareciera volver a esas pichangas inolvidables de la tardes tocopillanas.

“El fútbol deja, a veces, historias maravillosas. Lo es la de Alexis Sánchez, ese que confiesa que si no fuera por el fútbol ahora estaría limpiando autos, recogiendo tierra, arrastrando carros, tratando de dar de comer a su familia, rota como tantas desde su infancia”, es parte como el periodista que firma el escrito da inicio al relato.

Luego recuerda que a Alexis lo apodan “La ardilla”,  esto “por su facilidad para trepar a los árboles y recuperar balones, que jugaba descalzo por no tener para botas, descubrió con el balón cosas que hoy recuerda como si las aprendiera ayer”.

“El fútbol me enseñó la importancia del esfuerzo y la disciplina, y a no esperar recompensas inmediatas sino entender que el trabajo duro da sus frutos tarde o temprano”, agrega la publicación, citando al propio tocopillano.

Posteriormente, el artículo refiere el anhelo del ariete por llegar a la final y acaso marcar el gol decisivo, como el penal de la final del año pasado.

“De individualista a jugar para el grupo”

El País también hace un punto para comparar a aquel Alexis comilón, individualista con éste de ahora, que juega para el equipo.

“Ha pasado de ser un jugador individualista a un jugador entregado al equipo, y más relajado y más confiado, menos tenso, perdiendo la necesidad de demostrar siempre que era el mejor, olvidándose de convertir cada balón en la última acción. Ya no lucha solo, lucha con todos”.

“Ahora, Chile, convertida en una máquina de crear ocasiones, vive con la portería por destino, pero Alexis ya sabe que al arco no hace falta que siempre llegue él. Y a partir de ahí, creció como jugador y creció el ataque de la selección que lidera, un equipo que asusta como pocos, que intimida desde el nombre y por cómo juega y por lo que es: campeón de América. Y al frente, La ardilla de los 100 partidos, ese que fue escogido mejor jugador del Arsenal en su primer año”, cierra.