8 de Mayo del 2016 / SANTIAGO El senador Andres Allaman (RN), Hernan Larrain (UDI), y los diputados Patricio Melero (UDI), Nicolas Monckerberg (RN), hablan sobre el veto del gobierno a la reforma laboral, anunciado ayer por el ministro Marcelo Diaz. En la Imagen, el senador Andres Allaman (C), conversa con los diputados Nicolas Monckeberg (I) y Patricio Melero (D). FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE / AGENCIAUNO

Este domingo, los parlamentarios de Renovación Nacional (RN) y de la Unión Demócrata Independiente (UDI) presentaron nuevamente un requerimiento ante el Tribunal Constitucional contra el veto a la Reforma Laboral del Gobierno de Michelle Bachelet.

Senadores y diputados de Chile Vamos piensan que La Moneda no está tomando en cuenta el “efecto vinculante” del veredicto del TC presentado a finales de abril sobre la inconstitucionalidad de la titularidad de los sindicatos. Esto, según ellos, por haber preferido vetar los quórum de negociación colectiva y tres de los cinco pactos de adaptabilidad en vez de haber presentado una ley corta, según recoge T13.

El diputado UDI Patricio Melero argumentó en El Mercurio que “el Gobierno optó por el peor camino, que fue el del veto y dejar un montón de normas con titularidad dentro de la ley y no hacer caso de lo que el fallo decía. Se lo advertimos al Gobierno, le dijimos ‘vayan por el camino de una ley corta, no vayan por el veto’. Pero pareciera que en el debate interno pudieron más las fuerzas más radicales versus las fuerzas más moderadas”.

Asimismo, el RN Andrés Allamand, indicó que “la tesis que ha levantado el Gobierno, a través de la ministra Rincón y del presidente de la Cámara de Diputados, de que el fallo no los obliga a legislar es absolutamente contrario a nuestro estado de derecho y estamos seguros que el tribunal así lo va a confirmar”.

En esa línea, el también RN Nicolás Monckeberg insistió en que con el veto presidencial “el Gobierno está demostrando un desprecio inaceptable hacia las propias instituciones y lamentablemente también hemos perdido casi dos años en un debate que pudo haberse resulto rápidamente en favor de los trabajadores”.

Según Melero, el TC deberá dar a conocer su decisión sobre si es admisible o no el recurso presentado por Chile Vamos. Si da positivo, el organismo deberá pronunciarse dentro de 10 días.