meoa5

El ex candidato presidencial y fundador del PRO, Marco Enríquez-Ominami, llegó hasta la Fiscalía Centro Norte, para declarar como imputado en el bullado caso SQM, debido al uso del jet privado que le prestó la firma brasileña OAS para utilizarlo durante su pasada campaña para llegar al sillón de La Moneda.

Según consigna Emol, pese a que se esperaba realizar la toma de testimonio el jueves pasado, el abogado defensor del cineasta, Ciro Colombara, pidió chutear la diligencia para hoy lunes.

La diligencia duró no más de 10 minutos, tiempo suficiente para que el líder del Partido Progresista avisara que haría uso de su derecho a guardar silencio. Debido a esto, se retiró rápidamente y en silencio de las dependencias de la Fiscalía Centro Norte.

Las pesquisas del Ministerio Público y la PDI buscan que el líder del PRO aclare si cursó o no gastos del jet que la empresa brasileña OAS arrendó y le facilitó. Vale decir que esta firma es investigada por posible corrupción en ese país.

Cabe decir que en marzo de este año, MEO aseguró a la radio Agricultura que “ese avión pertenece a una estrategia publicitaria, ese avión al igual que Michelle Bachelet, al igual que Salvador Allende, al igual que Ricardo Lagos fue utilizado en el caso nuestro no solo para recorrer Chile sino que fue la pieza publicitaria principal de nuestra campaña”.

“¿Quién lo pagó? Nosotros, efectivamente en esa campaña franciscana que gastó 10 veces menos que Michelle Bachelet o Evelyn Matthei, efectivamente ese avión lo pagamos nosotros”, dijo aquella vez, al mismo tiempo que aseguró que “corregiremos lo que evidentemente es una desprolijidad y seremos más precisos el 2017”.