Gabriel Boric A1

En su blog personal, el diputado Gabriel Boric contestó a las críticas en redes sociales por no bloquear el homenaje en la Cámara de Diputados a los cinco escoltas de Augusto Pinochet, que murieron en el fallido atentado del Frente Patriótico Manuel Rodríguez contra el dictador en el Cajón del Maipo en 1986.

El minuto de silencio fue pedido por los diputado de la UDI, los parlamentario de la Nueva Mayoría se retiraron del hemiciclo, lo mismo hizo Boric, pero no se opuso a su realización en el Comité que trató el tema.

El parlamentario argumentó que “suponer a partir de esto que “apoyo al dictador”, afirmar que “me saqué la careta”, o que “demostré que soy pinochetista”, como se ha dicho en algunos espacios (en algunos casos por militantes de otras organizaciones, en particular de la J), me parece de un oportunismo pequeño al que no vale la pena dar afrecho”.

En un segundo post sobre el tema, el diputado profundizó: “Creo que en este tema hay varios puntos a considerar. El 1ero y básico, es que todos los deudos tienen derecho a llorar y homenajear a sus muertos, independiente de su comportamiento en vida. La pregunta que se desprende inmediatamente después es si pueden hacerlo en un espacio público, y más aún si ese espacio pretende ser representativo de un país, como es el caso del Congreso Nacional. Ahí el tema se vuelve más complejo y la verdad no tengo una respuesta categórica. Tengo claro que sería totalmente inaceptable cualquier tipo de homenaje al dictador y a cualquier violador de derechos humanos. Pero los uniformados muertos ese día, ¿entran en esa categoría? Tengo dudas (de hecho la Comisión Retigg los califica como víctimas de las violaciones a los derechos humanos en el tomo III de su informe”.

“Creo que la derecha buscaba hacer de esto un hecho político, y que inevitablemente, un homenaje a los escoltas del dictador, se presta para ser entendido como un homenaje también al dictador. Creo que el tema es sumamente delicado, y que si bien como expliqué anteriormente yo no voto en la instancia donde se acordó el minuto de silencio, si actué con ingenuidad y precipitación en una circunstancia que ameritaba mayor reflexión. Mis disculpas ante quienes legítimamente se hayan sentido ofendidos por ello”, dijo el parlamentario del Movimiento Autonomista.