beccacece-a1

Gustavo Flores, preparador de arqueros de la Universidad de Chile, contó en radio La Deportiva FM 99.3, cómo era el día a día del cuadro laico con Sebastián Beccacece. El argentino además reveló qué lo llevó a romper relaciones con el ex brazo derecho de Jorge Sampaoli.

“Yo voy a la forma, yo creo que lo rebasó este equipo, la primera experiencia de él, el manejo de grupo, porque después trabajando, trabaja muy bien, todo su grupo de trabajo ha tenido entrenamientos muy variados, muy ordenados, mucha dedicación a su trabajo, pero después, no es solamente el trabajo en el campo, hay otro factores, el manejo del grupo, la forma de manejarte”, dijo en el diálogo con el periodista Walter Safarián.

“Acá se peleó con todo el mundo, hago mal en decirlo, pero es vox populi, con los medios, con todos, y yo no quise ser partícipe de eso. Sí realmente acompañé, porque me había tomado el compromiso a estar con el hasta diciembre, más allá de salir campeón del mundo, yo se lo dije a sus asistentes, pero bueno, se manejó muy mal, defraudado en el aspecto personal”.

Respecto de cómo queda él en la U con la salida de Beccacece, responde que “estoy en una situación donde a mí no me quisieron rescindir el contrato, no estaba mi finiquito, porque quería hablar Carlos Heller conmigo. Recién hoy me pude reunir y la intención es que yo me quede, más allá de una incomodidad, pero yo ya había planteado que con Sebastián no seguía, más allá de salir campeón del mundo, no iba a seguir, no lo digo ahora, lo dije hace un par de meses atras, pero bueno…”

” target=”_blank”>ekl audio acá.

El día a día

Flores cuenta que “la relacion con Sebastián había terminado hace rato, fue insostenible algunas cosas en la forma y bueno… arrepentido de haber incorporado con Sebastián, agradecido de que gracias a él estoy acá y tuve la posibilidad de que me vieran, pero fue muy difícil este campeonato con Sebastián”.

Agrega que “desde el 16 de junio no usé un área y no pude usar un sector de la cancha, porque no se podía usar el área, una orden de Beccacece. Imagínate lo difícil que era trabajar así. Yo tenía un sector, en el costado, con arco y todo, pero no tenía un área”.

Recuerda que “el primer semestre la relación fue muy buena, era muy partícipe en todo, hasta que se portó muy mal con el preparador físico que fue el que me trajo, el que me recomendó, lo dejó muy mal parado”.

Según asegura Flores, Beccacece es “una persona muy cambiante, muy difícil de llevarse en el día a día, (…) por su forma de manejarse, todo impulsivo, todo arrebato, todo decisiones apresuradas, no consulta a nadie, no escucha, los cambios que tuvo a nivel equipo los tuvo también con nosotros, y en el día a día aguantar a una persona muy bipolar es difícil. Dependía del estado de ánimo de Sebastián para ver cómo llegaba en la mañana”.