marco enriquez ominami meo a1

El fundador del PRO y candidato presidencial, Marco Enríquez-Ominami confesó que los duros momentos que ha vivido en el último, mayoritariamente por las acusaciones en torno al buillado caso SQM, lo han hecho dudar de seguir adelante en su lucha política.

Según consigna La Tercera, el cineasta envió una carta a todos los adherentes del partido que fundó y a los más de 40 mil militantes que esta colectividad posee. En dicha misiva, MEO sostuvo que “voy a ser sincero con ustedes: han sido duros estos últimos meses. Soy un hombre de familia que ama con toda su alma a Karen, Fernanda y Manuela. El verlas atentas, solidarias y a veces impactadas ante tanta mentira y violencia respecto de mí, confieso que me ha hecho dudar”.

En medio de la noticia de que será formalizado este 19 de octubre por facilitar presuntas facturas truchas, el ex diputado se lanzó en picada y reconoció “que se me acuse sistemáticamente, para intentar frenar nuestro proyecto progresista, me llena de rabia, decepción e impotencia y es una gran injusticia para conmigo y con todos ustedes. Aunque sé que la infamia y la injuria son parte necesaria para el éxito de un proyecto de cambio como el nuestro”.

En esa línea, les avisó a sus seguidores que por muy duro que sea el escenario, no se rendirá en la batalla presidencial: “Ya pasé por estos dolores en varios episodios de mi vida. Sé que se puede y se debe resistir. Conozco la orfandad, la muerte, el exilio, la injuria, la arbitrariedad y la maldad. Estoy preparado, aunque duela. No me asustan. Ya lo viví. Ya los conozco”.

“En estos días, hasta las elecciones municipales, parlamentarias y presidenciales, no bajemos los brazos. El cambio para muchos chilenos depende de nosotros y de todos los que se quieran sumar (…). Los quiero a cada uno, gracias por su convicción y rebeldía”.