Tolstoi

Mientras el mundo celebra el Premio Nobel de Literatura 2016 otorgado al poeta y cantante estadounidense, Bob Dylan, vienen a la memoria los representantes de la actividad que tenían pergaminos de sobra, pero que no figuran en el listado.

Aquí aparecen escritores de la talla de Marcel Proust (En busca del tiempo perdido), o Vladimir Nabokov (Lolita).

El checo Franz Kafka (El proceso, La Metamorfosis) y el argentino Jorge Luis Borges (El Aleph) son otros de los olvidados en la lista.

Julio Cortázar, Émile Zola, Henrik Ibsen, Paul Valéry, Benito Pérez Galdós, Mark Twain y James Joyce también son parte de ese número de célebres escritores que la Academia no reconoció.

Quizás otra de las omisiones más recordadas es la de León Tolstoi, posiblemente junto a Dostoyevski, el más grande de los escritores que generó Rusia.

Seguramente a los nombrados habría que agregar otros escritores que el tiempo olvidó, pero en lo concreto, están los casos de Jean-Paul Sartre, quien rechazó el galardón en 1964, y de Borís Leonídovich Pasternak presionado por el imperio soviético en 1958 para no aceptar el premio.