teillier A1 sombras

El presidente del PC, Guillermo Teillier, aborda la semana marcada por el episodio del rechazo al reajuste del sector público en el Parlamento, instancia en la que una vez fueron apuntados como quienes revuelven el gallinero en el oficialismo, esto por votar en contra.

“Fue una declaración bastante insólita no sólo porque se trata de otorgarle la mayor responsabilidad al PC, en circunstancias que la votación nuestra no incidía ni en el rechazo ni en la aprobación. Me parece insólito, además, por la forma en que se hizo. Cuando me llamaron para decirme que se iba a hacer esto, la declaración ya se había enviado simultáneamente. Ya estaba con los nombres de los otros partidos, es decir, fue un acuerdo que prescindió de nosotros. Y eso ha tenido repercusiones y ha dado señales negativas. Es una declaración que dice: “Miren, esto es lo que está pasando con los comunistas”. En varios llamados que hemos recibido nos dicen: “¿Van a seguir dentro de la Nueva Mayoría o no? ¿Los están echando?”. Eso es efecto de la manera en que se hizo esto”, dice a La Tercera.

Consultado por el tono de la declaración, indica que “no quiero ver segundas intenciones, tampoco quiero ver maniobras políticas detrás de esto. Sé que en la DC hay dificultades y que en el PS también hay dificultades. Todos los partidos las tienen. Pero quiero ver que hay un mal momento de interpretación”.

Sobre si siente que efectivamente los quieren echar de la NM, sostiene que “nadie me ha dicho nada al respecto. Me llamó Isabel Allende para decirme que conversemos y no sigamos con esto, así que creo que no hay un sentimiento de echarnos. Pero si alguien tiene la determinación de echarnos de la Nueva Mayoría, que lo diga ahora. Tendría que decírnoslo. Hay voces que han dicho que con el PC les va mal, que no pueden ir más con el PC. Bueno, que lo digan los representantes de sus partidos definitivamente. En ese caso nosotros tendríamos tiempo para decidir el rumbo que tomamos para adelante. Que lo digan claramente. Que lo expresen. Si hay partidos que dicen “queremos seguir juntos, pero no queremos estar con el PC”, díganlo claramente y no estén dando esta sensación que queda en la gente de que nos dan un cuadrillazo para echarnos. Esa es la sensación que hay. Gabriel Boric lo expresó un poco más rudamente. En el propio partido me preguntan: “Compañero, ¿qué hacemos?”. Para saber qué hacer hay que saber a qué atenerse. Y para eso hay que saber el pensamiento claro y franco de los otros partidos. La única manera de superar esa sensación es con los hechos, que conversemos y que de verdad se despeje el camino hacia adelante”.