Insulza a1

Tras realizar una propuesta de primaria ciudadana que no alcanzó a entibiar lo suficiente en la Nueva Mayoría, el exsecretario general de la OEA, José Miguel Insulza (PS), despejó sus diferencias con el precandidato Ricardo Lagos, quien ha ido a la baja en las encuestas.

En conversación con el diario La Tercera, Insulza manifestó de forma explícita que mientras él, por ejemplo, buscaría cómo derogar la Ley Reservada del Cobre -la que desencadenó los casos de corrupción del Milicogate-, el expresidente está pensando en los próximos 20 años.

“Es un futuro para un país moderno pero que se olvida de lo fundamental: que las dos terceras partes de este país viven en la vulnerabilidad y que, a lo mejor, disfrutan de esos beneficios del progreso”, dijo.

Insulza precisó en este punto, que Lagos “está mirando hacia una generación más adelante, y eso está bien, me parece justo. Para mí, el énfasis hay que ponerlo en los problemas de ahora… Probablemente, mi gran diferencia con Lagos es que él está más preocupado del futuro y yo estoy más preocupado por los problemas de ahora, cómo resuelvo esos problemas”.

Mi primera ley no sería sobre cómo regir el futuro, sino que cómo derogar ahora la Ley Reservada del Cobre. Hay una diferencia de énfasis. A lo mejor, yo coincido con él en el futuro y él coincide conmigo en el presente, pero estamos preocupados de cosas algo distintas”, recalcó.

Añadió que esta diferencia no significa que vayan a enfrentarse en la papeleta de las elecciones presidenciales de 2017. De hecho, se negó rotundamente a la sola posibilidad: “Somos del mismo sector y cuando ya llegamos al plano presidencial tiene que ir uno de los dos: el que tiene más apoyo. Me sentiría raro si vamos en la misma papeleta”.

Sin embargo, manifestó que no le molestaría enfrentarse a Lagos en las primarias, y criticó la opción de que la Nueva Mayoría eligiese a su único candidato “vía cupular”. Advirtió que cientos de militantes del PS y del PPD se opondrían. Sin embargo, dijo que de ser así, respetaría las acciones tomadas por su partido, aunque no le parezcan.