El ya ex secretario de Trabajo de EEUU y candidato a dirigir el Comité Nacional Demócrata, Tom Pérez, advirtió hoy al presidente, Donald Trump, de que su partido no será intimidado ante sus acciones y que no le permitirán tomar acciones que reviertan el progreso logrado por el país.

“Durante los próximos cuatro años, no seremos intimidados por un matón vestido de presidente. Combatiremos cada intento que haga para detener o revertir el progreso, y seguiremos promoviendo la oportunidad y la igualdad en todo lo que hacemos”, dijo Pérez en una carta abierta dirigida al mandatario el día de su investidura.

“Aunque usted ganó el Colegio Electoral en noviembre, todavía tiene que granjearse el respeto de la mayoría de los estadounidenses”, insistió.

Pérez, quien se desempeñó como abogado de derechos civiles y es hijo de inmigrantes dominicanos, afirmó que la campaña electoral del magnate le “horrorizó”.

“Apeló a los temores y divisiones más antiguos de nuestra nación, y disfrazó todo este prejuicio como patriotismo. Pero ahora que usted ha prestado juramento para servir al pueblo estadounidense, quiero ofrecerle algunas palabras de conocimiento y advertencia”, continuó.

“Sus palabras tuvieron consecuencias. Desde las escuelas hasta las iglesias, su retórica alimentó la intolerancia en todo el país y envalentonó a todos aquellos que desean dividirnos en función de nuestra apariencia, de dónde venimos, a quién amamos o cómo rezamos”, dijo.

Pérez resaltó que las promesas de campaña del multimillonario se desvanecen al comprobar a quién ha elegido para formar su equipo de Gobierno, y le pidió con dureza que no confunda “el país con un negocio”.

“No confunda a nuestra gente con otro contratista que puede engañar. No confunda nuestra democracia con otro de sus ‘reality shows’. Su nombre puede estar escrito en la historia como el 45º presidente de Estados Unidos, pero nosotros, el pueblo, decidiremos cómo contaremos su historia”, insistió.

Tras la aplastante victoria de Trump el pasado noviembre sobre la demócrata Hillary Clinton y la hegemonía republicana consolidada en el Congreso en los comicios legislativos, los demócratas buscan a un nuevo líder para reconstruir el partido, que será elegido en los próximos meses.

Pérez es uno de los nombres que suenan con más fuerza para encabezar esa reconstrucción.