El oficio en que la SEC ordenó a empresa CGE hacer mantenimiento en O´Higgins para evitar incedios

Dos meses antes de los incendios en la zona centro sur del país, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles envió un oficio a la empresa eléctrica CGE, investigada por su presunta responsabilidad en el origen del fuego que arrasó con la comuna de Pumanque, donde le ordenaba a la empresa realizar labores de mantenimiento al tendido eléctrico, dada la proximidad de la época estival y el riesgo de incendios. Sin embargo, la empresa no habría contestado el oficio hasta que la tragedia ya estaba desatada.

Tras el feroz incendio que consumió Pumanque, el fiscal regional de O´Higgins, Emiliano Arias, apuntó a la responsabilidad de la Compañía General de Electricidad (CGE) por una presunta negligencia en el mantenimiento del tendido eléctrico como la causa del origen del fuego. Entre las pruebas más contundentes que maneja el persecutor, se encuentra un oficio enviado por la Superintendencia de Electricidad y Combustible (SEC) con fecha 14 de noviembre de 2016 a CGE para que tome medidas preventivas en la región, casi dos meses antes que se desatara la tragedia.

En el oficio, el director regional de la SEC de la región de O’Higgins, Iván Riquelme, señala que “considerando el periodo estival que se aproxima” la institución le recuerda a CGE los artículos del Decreto Supremo nº 327 del Ministerio de Energía sobre la mantención en buen estado de instalaciones eléctricas.

El documento cita el artículo 205º que señala que “es deber de todo operador de instalaciones eléctricas en servicio, sean de generación, transporte o distribución, y de todo aquel que utilice instalaciones interiores, mantenerlas en buen estado de conservación y en condiciones de evitar peligro para las personas o daño en las cosas”.

Y junto a eso, también cita el artículo 206º, inciso 1º, que dice que “las especificaciones técnicas de todo proyecto eléctrico, así como su ejecución, operación y mantenimiento, deberán ajustarse a las normas técnicas y reglamentarias vigentes. En especial, deberán preservar el normal funcionamiento de las instalaciones de otros concesionarios de servicios públicos, la seguridad y comodidad de la circulación en las calles, caminos y demás vías públicas, y también la seguridad de las personas, las cosas y el medio ambiente”.

Además, el documento cita textual el artículo 111º, número 5, sobre instalaciones eléctricas de corrientes fuertes, que dice que “los concesionarios podrán retirar de la vecindad de la línea toda vegetación o material que pueda poner en peligro la línea en caso de incendio”.

Luego el oficio sostiene que la empresa debía cumplir con lo ordenado por la Superintendencia y “realizar las acciones preventivas en la Región de O´Higgins, de mantención y retiro de materiales en la franja de protección de las líneas eléctricas, que puedan poner en peligro la continuidad del suministro en caso de incendio”.

Al mismo mismo tiempo, se otorgó un plazo de 30 días a la empresa para dar cumplimento e informar a la SEC de las medidas tomadas por la empresa.

Sin embargo, fuentes de la SEC informaron a este diario que la respuesta de dicha empresa recién llegó el 23 de enero de 2017 a sus oficinas, cuando ya estaban desatados varios incendios en las regiones de O’Higgins, Maule y Biobío, entre ellos el de Pumanque, que comenzó el 17 de enero.

El documento de la SEC estaba dirigido a Pablo Yáñez Mardones, subgerente técnico de distribución de CGE. El 31 de enero pasado, el fiscal Arias, solicitó una audiencia de formalización precisamente contra Yáñez Mardones, por su presunta responsabilidad en los hechos, instancia que se llevará a cabo el próximo 20 de marzo.

Según lo explicado entonces en ese escrito, el Ministerio Público le atribuirá el delito de incendio intencional -previsto y sancionado en la Ley de Bosques- porque supuestamente la empresa habría incumplido las normas de seguridad establecidas para evitar incendios.

En una declaración pública, dada a conocer después de la solicitud de formalización de Yáñez, CGE rechazó la acción judicial en contra de su subgerente: “La empresa no encuentra fundamento alguno para atribuir ninguna responsabilidad a su ejecutivo en relación con los hechos que se investigan y sostiene su convicción que a éste no le ha cabido participación en los hechos que fundan la petición de la Fiscalía, manteniendo nuestro convencimiento pleno de prestar un servicio público de conformidad con la normativa vigente y las buenas prácticas internacionales”.

En la misma declaración, la empresa eléctrica agregó sobre sus políticas de mantenimiento: “En lo que respecta al fortalecimiento de la red de distribución y el mantenimiento de sus instalaciones, (…) la compañía ha efectuado un aumento sostenido y significativo de sus inversiones y planes de mantenimiento a lo largo de los últimos años”.

GSE fue contactada por este medio para solicitar su versión sobre las medidas adoptadas tras la recepción del oficio de la SEC y la tardanza en su respuesta, pero la empresa no contestó a nuestra solicitud.

Nota de la redacción: Luego que se publicara este artículo, la empresa CGE envió su respuesta a las consultas que The Clinic Online le realizó. Al respecto, la empresa afirmó: “CGE Distribución desde el año pasado ha implementado un importante número de actividades preventivas para esta temporada estival, medidas que fueron informadas a la SEC de O’Higgins el 23 de enero pasado, junto al detalle de las actividades realizadas en los años 2014, 2015 y 2016” y agregaron que “entre las actividades preventivas realizadas están: supervisión permanente del sistema eléctrico y ajuste de protecciones, poda y corte, inspecciones pedestres y desconexión preventivas”.

Comentarios