Según informa el INE esta mañana, el Índice de Precios al Consumidor (IPC), llamado comúnmente inflación, anotó una variación de 0,2% en febrero, lo que en los hechos implica un acumulado de 0,8% en lo que va del año y de 2,7% en doce meses. Si bien la cifra se ubica dentro del rango meta que maneja el Banco Central, preocupa que haya alza tan significativas como la del limón.

En los dos primeros meses del año, el precio del limón ha experimentado un incremento de 65,5%. En febrero, este fruto subió 26,4%, ubicándose dentro de las mayores alzas.

Explica el INE que al igual que en enero, obedeció a una menor oferta a nivel nacional, explicada principalmente por factores climáticos como escasez de agua y heladas que afectaron a las principales zonas productoras.

Recoge emol que en lugares como en la Central de Abastecimiento Lo Valledor, el kilo a precio minorista cuesta cerca de $2.200. Mientras que la malla de aproximadamente 15 kilos está en $33.000.

Con este nuevo incremento, la fruta que se ocupa para aliñar ensaladas y prepara pisco sour se está convirtiendo casi en un bien de lujo.

El IPC en términos generales

De acuerdo al informe del ONE, en el IPC de febrero diez de las doce divisiones que conforman la canasta consignaron incidencias positivas y dos presentaron incidencias negativas. Entre las divisiones con alzas destacaron Vivienda y Servicios Básicos (0,7%), con incidencia de 0,104 puntos porcentuales (pp.), y Alimentos y Bebidas no Alcohólicas (0,5%), con incidencia de 0,092 pp. Las restantes divisiones con incidencias positivas sumaron 0,169 pp. Entre las divisiones con bajas en sus precios destacó Recreación y Cultura (-2,0%), con incidencia de -0,119 pp.