22 de JULIO del 2016/SANTIAGO
El presidente de la UDI, Hernán Larraín, junto al equipo municipal del partido, conformado por el secretario general, Guillermo Ramírez, el ex alcalde, Joaquín Lavín, el diputado Ernesto Silva y el secretario ejecutivo, Jorge Manzano; se reúnen para definir el cronograma de actividades y plan de trabajo, de cara a la próxima campaña municipal en la cede de la UDI
FOTO:FRANCISCO LONGA/AGENCIAUNO

El expresidente de la UDI, Hernán Larraín, aseguró que el exmandatario Sebastián Piñera debe ir más allá de lo que la ley exige y separar totalmente la política de los negocios, si es que eventualmente se lanza de forma oficial en las presidenciables para llegar otra vez a La Moneda.

En entrevista con La Tercera, Larraín afirmó que para evitar las críticas “él tiene que garantizar la separación total entre sus negocios y su actividad política. Y si bien él en su primer gobierno hizo un esfuerzo, no fue completo, porque dejó fuera todo lo que ocurría en el exterior”.

Añadió que “mientras más transparencia logre Piñera para establecer una línea de fuego entre sus negocios, o prepare la entrega de todos ellos al momento en que asuma su mandato, y tenga prescindencia total de todas sus actividades económicas cuando se desempeñe como gobernante en caso de ganar las elecciones, creo que eso va a permitir recuperar esa confianza”.

Sobre ir más allá de lo que incluso señala la ley, el senador enfatizó que “como siempre se sospecha de las personas que tienen fortuna por un eventual interés económico al desempeñar funciones publicas, hay que hacer un esfuerzo especial, sobre todo cuando él ha sido cuestionado por eso. Piñera debe hacer más de lo que la ley exige y asegurar independencia y prescindencia total de intervenir en algo que tenga que ver con su patrimonio o sus intereses económicos mientras sea Presidente de la República. Creo que aquí hay que ser draconiano”.

En este punto aseguró que “Sebastián Piñera debería entrar a La Moneda sin registro económico alguno en su traje, sin libreta de cheques, sin billetera, sin el servidor con sus antecedentes patrimoniales, sin nada. Él tiene que entrar con un programa de gobierno, con una propuesta, a trabajar por Chile y a darle cuatro años más para lograr objetivos políticos, objetivos de Estado, sin un espejo retrovisor que lo haga mirar o recordar su situación de fortuna”.

Precisó, en todo caso, que “por supuesto que debe tomar las medidas para que su fortuna no se dilapide, que esté bien administrada y que cuando vuelva la encuentre tal cual la dejó. Pero me parece que él tiene que entrar a La Moneda sin el traje de empresario y solo con el traje de político y de Presidente de la República”.

Sobre incluir el patrimonio de los hijos de Piñera en los fideicomisos, respondió que “es bastante común que las fortunas se vayan estructurando en sociedades familiares, y me parece comprensible que él haya seguido ese camino. Ahora, en la medida que él tenga interés en esas sociedades, o tenga conexión con ellas, deberían también tener algún grado de mandato a terceros. Pero si no lo tienen, y si son enteramente autónomas, me parece que son suficientes las prohibiciones que van a tener esas empresas de poder negociar o pactar con el Estado”.