La jornada de este jueves fue especial para el regreso del programa Vértigo de Canal 13.

Esto porque el cocido sirvió de escenario, una especie de coliseo romano, para enfrentar cara a cara a la comediante Chiqui Aguayo y el cantautor nacional, Alberto Plaza. El encontronazo se daba luego de que el intérprete de “Bandido” asegurara que la rutina de la humorista en el Festival de Viña del Mar fue “vulgar” y derechamente “flaite”.

Pues bien, según consigna Glamorama, en la clásica sección “La pregunta del pueblo”, una ciudadana le consultó a Aguayo lo siguiente: “Alberto Plaza dijo que su rutina en el Festival de Viña del Mar fue realmente ordinaria y vulgar. Yo concuerdo plenamente con él. Considero que realmente se pasó en la rutina, estuvo bastante ordinaria. Le hago una consulta: ¿No se le ocurrieron otros chistecitos que no fueran tan vulgares?”.

Con algo de ironía, la Chiqui contestó que “tenía algunos, los consideraba un poco fomes, pero quedaron afuera unos más ordinarios que tenía. Quedaron afuera los del clítoris, no los alcancé a contar. Yo también creo que hay un porcentaje de gente que está de acuerdo con don Alberto. Don Alberto te voy a decir, para que no te vayas a ofender. Don Alberto: Otra gente está dispuesta a escuchar este humor más vulgar, más ordinario. Yo no lo voy a categorizar de una manera, no voy a defender mi rutina, pero sí voy a defender que fui tal como soy. Si ser honesta, si ser de verdad como yo soy con mis amigas, es ser flaite, soy la más flaite. Y arriba los flaites también”.

A continuación, el cara a cara completo escrito por el sitio web Glamorama.cl:

Aguayo soltó que “asumí riesgos importantes también. Yo sabía que partir con chistes de mi lunar en la vagina iba a generar… Tenía el camino A y camino B. Camino A, decía ese chiste y la Quinta se venía abajo, lo que sucedió. O plan B, que la gente pusiera un poquito más de resistencia, y nos íbamos por un camino más blanquito. Como empezaron a celebrarlo, yo lo empecé a pasar muy bien también. Pero ¿sabes también por qué lo intuía? Por el rol que se nos imponen muchas veces a nosotras las mujeres. Que tiene que cumplir con ciertos canones sociales, que tiene que ser más delicada, no hablar de la cintura para abajo, como lo decía Alberto Plaza.

Detalló además que “me da mucha risa que la gente no pueda decir las palabras de la cintura para abajo, como el pene o la vagina. No sé cómo le dice usted ¿pilín? Pero sí sabía que iba a provocar. Yo iba a provocar abiertamente a la Quinta Vergara. Igual quiero dejar en claro un mito, que dicen que nosotros los humoristas nos arrancamos con los tarros arriba del escenario. Pero (la rutina) está revisada con un equipo que quiero mucho, el de Alex Hernández”.

En este minuto Alberto Plaza comentó que “yo vengo acá precisamente a dar la cara por lo que dije. No voy a decir una cosa y después lo contrario. Tengo al público y tengo la masa en contra. Porque la masa evidentemente está contigo. Yo no tengo nada en contra tuya, Chiqui. De verdad. Yo no te conozco, no tengo ninguna opinión tuya”

“Más de que sea flaite”, interrumpió la humorista, a lo que Plaza replicó que “Más de que sea flaite. Y la verdad es que no pretendo llevar esto como una pelea entre tú y yo, porque no es el sentido. Yo he querido poner un tema en la mesa, un tema importante para Chile. De como queremos construir una sociedad, de como queremos que quepamos todos en esa sociedad, que quepan los niños, que quepan los ancianos, que quepa toda la gente. Por eso yo mandé una carta que es dura, yo considero que es dura. Utilicé una palabra que te debe haber dolido”.

Pese a ello, el hombre radicado en Estados Unidos admitió que “no me arrepiento de la palabra. Lo curioso es que pasó a ser más grave la palabra que utilicé que todo lo que dijo ella en el escenario. Se desvió la atención de utilizar un escenario que tiene 55 años de tradición, que han pasado los más grandes artistas por ahí, se ha construido con esfuerzo de generaciones, con artistas y con humoristas que han dignificado ese lugar. Y yo creo que a ti se te pasó la mano. Te lo digo con cariño y con respeto. Te lo digo de frente, creo que tú no estás consciente de la importancia de lo que tú hiciste ahí”.

Agregó a su postura que “al decirte que no estás consciente, quiero decirte que provocas un efecto. Ese efecto tiene que ver con lo que queremos construir como sociedad, con acuerdos en donde todos podamos caber. Y yo creo que lo que tú mostrarte ahí no lo puede ver toda la familia. Le arrebataste un espacio a la familia”.

Al respecto, la protagonista de stand up comedy contestó que “igual hay un doble estándar en tu discurso, porque en el fondo tú dices que tenemos que caber todos, pero sin embargo a mí me excluyes de eso, de partida. Entonces, yo creo que finalmente para mí, la opinión que tú representas, Alberto plaza, tiene que ver con un Chile que es un Chile más conservador, un Chile que no quiere mucho que las cosas cambien. Te voy a citar, tú mismo dices en una de tus canciones ‘no le quitemos alas a la libertad’. Finalmente yo no puedo ser perfecta, tengo miles de defectos. Sabes que no me dolió que me dijeras flaite, porque yo debo reconocer que soy bien flaite, estuve en un colegio con número”.

En este punto de sus descargos, la Chiqui le dijo en su cara a Plaza que lo que más le dolió, “y es lo más grosero que yo he escuchado en toda mi vida, que he visto en toda mi vida, es la carta que enviaste el Día de la Mujer al mismo diario. Donde decías que ser machista era una connotación negativa y que ser feminista positiva, que te parecía curioso. Que las mujeres teníamos ciertos derechos o algunos privilegios, como entrar gratis a una discoteque, o como finalmente el día de mañana, podíamos quedarnos con los hijos después de un juicio de divorcio. Te faltó poco para decir que nos gastábamos la plata de la pensión en la peluquería”.

La conversación fue subiendo de a poco hasta el punto que sacaron las clases sociales y del formato del Festival de Viña.

“Quieres que todos piensen igual que tú. Desde tu balcón de Miami quieres que todos pensemos igual que tú. Vienes como un superhéroe a decirnos como tenemos que pensar. ¿No te parece un poco paternalista de tu parte?”, le lanzó Aguayo, a lo que Plaza, soltó que “yo no pretendo imponer ningún punto de vista a nadie. Lo que quiero hacer es abrir un debate y decirle a Chile que estamos utilizando de manera incorrecta un escenario que ha sido tradicionalmente un escenario para toda la familia”.