La Presidenta Michelle Bachelet sigue en su plan de implementar cambios en lo que en los hechos ya son sus últimos 11 meses de gobierno. Si ayer anunció una reforma al sistema de pensiones, hoy abordó el proyecto de educación superior y adelantó que terminará con el lastre del CAE.

“La sociedad chilena ha demandado un giro en el modo de entender la educación y ha puesto en el centro de los cambios los principios de equidad e inclusión. Una educación donde lo relevante es el derecho a estudiar y el reconocimiento al mérito y al esfuerzo, no al poder adquisitivo que da el dinero”, dijo en una actividad que tuvo lugar en la facultad de Derecho de la Usach.

Por lo anterior es que la Jefa de Estado indicó que es relevante el camino hacia la gratuidad. “Hablamos de un derecho social que debe ser garantizado y no un bien de consumo que, en definitiva, es el privilegio de unos pocos”.

“A nivel nacional, estamos garantizando que la mitad más vulnerable de las y los estudiantes no paguen por su educación superior y a partir de esas cifras macizas, que son la concreción de un derecho, nos corresponde seguir avanzando. Mientras eso ocurre, igualmente estamos aumentando las becas y manteniendo el fondo solidario y también queremos terminar con el CAE”, subrayó.

Cabe recordar que fue precisamente el CAE el motivo del conflicto cuando se votó la idea de legislar en la Comisión de Educación de la Cámara.