Una nueva víctima se sumó a las tantas que han sufrido la filtración de sus fotitos hot más íntimas.

Se trata de la ex luchadora y ex campeona de la UFC, Miesha Tate, quien en los últimos días recibió el cachetazo de un hackeo que dejó al descubierto sus fotos más privadas.

Según consigna Infobae, Miesha interpuso una denuncia en contra de quienes resulten responsables, sin embargo, ha rechazado referirse oficialmente frente al caso.

Sobre su carrera, Tate fue campeona “gallo” en las llamadas artes marciales mixtas. Antes de su retiro obtuvo un récord de 18-7-0 en la arena de batalla.