La ex panelista de Mucho Gusto y también ex participante de Mekano, Karen Paola Bejarano, emitió un comunicado donde niega ser la protagonista de un supuesto video porno que se ha difundido profusamente en redes sociales.

La mujer, que hace un par de meses denunció que le robaron información de su teléfono, incluyendo un par de fotos de alto contenido erótico, aseguró que desde ese episodio está viviendo “la peor pesadilla junto a su familia”.

Ante el ostracismo que han decidido tomar como familia, donde acusa haber aguantado “insultos, humillaciones y maltratos sin tener derecho a decir una palabra”, el rostro de Mega aseguró que “no puedo seguir en silencio”.

En este sentido aclaró que “el video que circula ahora y resto de las fotos y videos, SON FALSOS, NO SOY YO”, y quien robó su información “es un delincuente, está siendo buscado y será acusado por todos los delitos cometidos”.

Bejarano manifestó que lo que más le ha sorprendido “es el nivel de insensibilidad, de violencia y de odio dirigido a mi por parte de personas refugiadas en el anonimato de las redes sociales”.

En este sentido advirtió que “Todas las personas que hayan compartido las imágenes que me robaron son igual de delincuentes e insensibles que quien me las haya robado”.

Al mismo tiempo acusó que algunos medios “mientras daban el discurso de que ‘Esto no puede seguir ocurriendo’ ponían mis imágenes en pantalla completa”.

Luego la mujer explicó las condiciones en que le robaron la información y que desde ese monmeto “recibí amenazas, información sobre los lugares que había visitado, extorsiones, solicitud de entregas de dinero en efectivo en distintos lugares y muchas cosas más”.

A continuación la también cantante se fue contra Daniel Alcaíno y su personaje Yerko Puchento, quien “riéndose de mi una y otra vez en el estelar de canal 13, violentándome con cada uno de sus supuestos “chistes”, y de esta manera avalando toda la violencia hacia mi, mientras mi marido lloraba desconsolado por la impotencia de no poder defenderme”.

Finalmente, Karen Paola escribió que “tal vez esto no ayude en nada, pero sentía que no podía aguantar un minuto más en silencio… Ojalá la próxima vez antes de juzgar y atacar se tomen un segundo para pensar”.