La estrella de la WWE Ashley Elizabeth Fliehr, más conocida como Charlotte Flair, se convirtió en la nueva victima de filtración de fotos hot por Internet.

Con esto, la ex campeona femenil de RAW se une a Paige y Miesha Tate (UFC) como parte del grupo de estrellas deportivas que ha sufrido con la vulneración de su privacidad.

Tras notar la viralización de sus imágenes hot, Charlotte decidió manifestarse a través de Twitter de la siguiente manera:

“Algunas fotos privadas mías fueron robadas y compartidas públicamente sin mi consentimiento. Estas imágenes deben eliminarse inmediatamente de Internet”.