La Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (Anef) de Chile, manifestó hoy “su total apoyo” a los funcionarios de aduanas que este martes cumplen el séptimo día de huelga en demanda de supuestos incumplimientos de compromisos por parte del Gobierno.

“Estamos en un escenario en el que la falta de respeto del Gobierno con los trabajadores organizados está llegando a límites insostenibles”, dijo a los periodistas el director de la Anef, Carlos Insunza.

El dirigente señaló que si no hay solución por parte del Ejecutivo, los empleados fiscales se unirán a las paralizaciones de los funcionarios aduaneros “ya que su asociación es una de las fundadoras de nuestra organización”.

“Está claro que si el Gobierno persiste en actitudes represivas, en intentar suplantar a los trabajadores de aduanas con personal armado en funciones que le pertenecen a personal civil, vamos con toda la fuerza”, advirtió Insunza.

El dirigente pidió comprensión a la población y explicó que “a quien deben interpelar es al Ministerio de Hacienda para que avance en la solución de este conflicto”.

Afirmó que si el Gobierno tuviera la misma energía que tiene para levantar planes de contingencia o para intentar intervenir en las fronteras, el dirigente hace alusión a los problemas fronterizos entre Chile y Bolivia, “este paro habría terminado hace días”.

La Aduana cuenta con 1.900 funcionarios de los cuales, un 90 % ha adherido al paro, según Marcelo Reyes, presidente de la Asociación de Funcionarios de Aduanas.

Según los trabajadores, el Gobierno ha desconocido unos acuerdos firmados al finalizar anteriores movilizaciones, en mayo de 2015 y en noviembre de 2016, referidos principalmente a aumentos en la dotación de funcionarios.

Los graves problemas se están presentando en los terminales de carga, tanto del aeropuerto internacional de Santiago, como en los principales puertos de Chile. Algo similar pasa en los pasos aduaneros, especialmente, con los camiones provenientes de Argentina y Brasil.