Un hecho bastante llamativo ocurrió en la Plaza de Armas de Punta Arenas. Esto porque en medio de un desfile militar en la región, un canino le mordió nada más ni nada menos que la raja a un uniformado, que manipulaba su instrumento musical con total orgullo.

Según consigna La Cuarta, el suboficial de la FACH, Leonardo Rojas, fue valiente y soportó el dolor que le provocó el ataque del perro. En medio del aguante, el hombre siguió tocando intentando hacer pasar piola la situación.

Tal como suele ocurrir en estos casos, la gente que presenciaba el acto comenzó a morir de la risa, olvidando el dolor que pudo haber sentido el miembro de la institución.

Finalizada la ceremonia, Rojas fue llevado hasta el Hospital Naval de Punta Arenas para recibir la atención necesaria.

Para ver el video, pincha acá.