El capitán de la selección chilena Claudio Bravo apoyó a José Miguel Villouta luego que el odioso Pastor Soto pisoteara una supuesta bandera de la diversidad en su programa “El Interruptor”.

A través de su canal de Youtube el hombre que casi cada semana protagoniza un episodio discriminatorio hacia las minorías sexuales le contestó al capitán de la Roja, augurando un negro panorama.

Soto cita un pasaje de la biblia que sostiene que “el orgullo va delante de la destrucción y la arrogancia antes de la caída”.

A continuación el pastor señala que la soberbia y “la altanería de estos personajes, lamentablemente hoy está perjudicando a la selección chilena”.

El localte sostuvo que Bravo “por apoyar la perversión y la inmundicia de la diversidad sexual, va a suceder esto, lo que dice la biblia”, agregando que “viene su caída y viene la destrucción para el mundial”.