Mientras todo el mundo ayer estaba pendiente de la semifinal entre Chile y Portugal, el Consejo de Monumentos Nacionales declaró a la Villa San Luis de Las Condes como Monumento Histórico Nacional apenas unos días después que se denunciara su demolición sin los permisos de la Municipalidad al día.

Tras el triunfo de la organización civil que empujó la declaración, el destino de los lotes que quedan de la histórica población construida por la Unidad Popular estará dividido entre torres de oficinas -que se construirán igual- y la mantención de dos edificios de un total de 3 mil de los 11 mil metros cuadrados de ese terreno, según señala Emol.

Ayer, el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, señaló que no otorgará el permiso de demolición a la compañía luego de que el Consejo Nacional de Monumentos Nacionales lo declarara patrimonio, aunque en un principio él era partidario de que sí se demoliera todo y en cambio de construyera un “memorial bonito” en ese lugar.

Ahora lo primero que debe ocurrir es que se firme el decreto oficial de la declaratoria de Monumento Histórico por la ministra de Educación, Adriana Delpiano.

Según señaló CNN, una de las ideas es levantar un “Museo de la Ciudad”, aunque no es la única y ahora deberán presentarse las propuestas de intervenciones ante el mismo CMN.

Por otra parte, el municipio ya tenía un diseño que dejaba una parte de la infraestructura de manera simbólica, pero tanto los defensores de la zona como el arquitecto Miguel Lawner, responsable del complejo habitacional en la UP se oponen a esa idea.