Con llanto y mucha tos aparece en un video la vocera del Bus de la Libertad, Marcela Aranda, quien sufrió tras los efectos de una bomba lacrimógena que hizo lo suyo en el sector donde estaba la activista.

“¿Esto es paz?” es una de las preguntas que se hace la mujer además de decir “¿Qué he hecho yo? aparte de dar un punto de vista, que no afecta a nadie sino que resguarda las libertades. Realmente este mundo está al revés.

Luego la mujer cuenta lo que siente … tras el efecto del producto policial: “no puedo abrir los ojos porque me pican hasta adentro, no puedo respirar bien, tengo un problema en mi sistema respiratorio”.