El incendio que dejó en la DC la carta del marido de Carolina Goic: “hace trizas la candidatura de su propia esposa”

“Las ofensas públicas con disculpas privadas no sirven. Y yo espero, y exijo, una disculpa pública de ambos”, expresa Matías Walker, mientras Fuad Chahín opina que “él actuó motivado probablemente por la rabia, por la ira, y con un desconocimiento absoluto de lo que ocurre en el partido”.

Este lunes 31 de julio, que el calendario anuncia como San Ignacio, será de seguro uno de los más recordados en la historia reciente de la Democracia Cristiana. Tras los coletazos de la Junta Nacional del fin de semana que dejó tambaleando la candidatura presidencial de Carolina Goic, la falange se ausentó del comité político en La Moneda, acaso como un aviso, mientras siguen las repercusiones al interior del partido por la carta que publicó el marido de la parlamentaria, Christian Kirk.

“Espero hablar en algún momento del día, en calma, con Carolina Goic, para que ella públicamente desmienta lo que ha señalado este señor”, dice a La Segunda Matías Walker, uno de los diputados apuntados por Kirk como quienes defienden “la violencia hacia las mujeres premiando con SU VOTO la repostulación del Señor Rincón”.

“Las ofensas públicas con disculpas privadas no sirven. Y yo espero, y exijo, una disculpa pública de ambos”, expresa el mismo legislador.

A juicio de Walker, nadie “en su sano juicio ni un estado sano puede escribir lo que escribió este señor”, agrega.

Fuad Chahín, otro de los apuntados, revela, por su parte, que la abanderada le hizo llegar un mensaje disculpándose por la carta de su marido. “El actuó motivado probablemente por la rabia, por la ira, y con un desconocimiento absoluto de lo que ocurre en el partido”.

“Creo que no estaba psicológicamente bien el marido de Carolina Goic cuando escribió eso”, subraya Chahín al ser consultado por el término de maloliente.

Gabriel Silber, también sacado al ruedo por Kirk, dice que hay una cuestión que subyace a los dichos que complica aún más la situación. “Cómo lo va a entender la gente, de Pudahuel por ejemplo, que aparezcamos pidiendo el voto por Carolina Goic, si el cónyuge de la candidata opina esto de mi persona”.

“En consecuencia, hace trizas la candidatura de su propia esposa”, aventura.

The Clinic Newsletter
Comentarios