La semana pasada se originó un escenario de temor, pánico e incertidumbre luego de que Facebook decidiera apagar una plataforma de inteligencia artificial, esto después de que dos robots (Alice y Bob) que mantenían una conversación “habían creado su propio lenguaje”.

Los robots intercambiaron frases de negociación en inglés, cuando de pronto comenzaron a utilizar un lenguaje propio, creado por un patrón totalmente distinto al esperado.

El hecho generó sorpresa y temor en algunos, por lo que la compañía decidió salir a aclarar la verdadera historia detrás de esta historia y la verdadera razón por la que fueron apagados los bots.

Según consigna La Tercera, la conversación realizada por ambos robots fue la siguiente:

Bob: I can i i everything else (Bob: Puedo yo yo todo lo demás)

Alice: balls have zero to me to me to me to me to me to me to me to me to (Alice: pelotas tienen cero para mí para mí para mí para mí para mí para mí para mí para mí para)

Bob: you i everything else (Bob: tú yo todo lo demás)

Alice: balls have a ball to me to me to me to me to me to me to me to me (Alice: pelotas tienen una pelota para mí para mí para mí para mí para mí para mí para mí para mí).

Pues bien, de acuerdo al medio antes citado, la idea de sus creadores era efectivamente que Alice y Bob pudieran conversar, negociar y tomar sus propias decisiones. Sin embargo, todo se fue de las manos ya que comenzaron a utilizar un idioma que no podía ser comprendido por el ser humano.

El mea culpa de los ingenieros apuntó a no determinar por defecto que el idioma fuera comprensible para las personas, evitando así la creación de un código propio.

Por esa sencilla razón es que Facebook decidió apagar a ambos robots, y no por un supuesto temor o pánico.