Patricia Farías, la esposa del parlamentario Ricardo Rincón, tal como hicieron los conyugues de Matías Wlaker y Carolina Goic, envío una carta a El Mercurio en defensa de su marido, titulada “inocencia que se desconoce” en que acusa a la presidenta del partido democtracristiano de una maniobra política vergonzosa para bajar la repostulación de Rincón.

En la carta pública, Farías asegura la inocencia de su marido y afirmaque se trata de acusaciones falsas de violencia intrafamiliar.

“Se trata de una acusación que se produjo hace 15 años y que curiosamente ha sido traída ahora -en época de elecciones- nuevamente al tapete público y por un grupo de la Democracia Cristiana, liderado nada menos que por su candidata presidencial. Muchos saben también que no se trata más que de una vergonzosa maniobra política para enlodar a una persona y obtener beneficios electorales”, sostuvo Farías.

La esposa del diputado califica la medida contra Rincón, tomada por Carolina Goic, como un circo romano, “donde la crueldad publicitaria, con tal de vender y favorecer a algunos, se apodera del espíritu humano, dejando de manifiesto toda su miseria”.

“No logro entender la maldad humana, y menos entiendo que frente a la inocencia de Ricardo, determinada en todas las instancias, incluida la del Tribunal Supremo de su partido, la persona que aspira a conducir los destinos de la nación lo desconozca, distorsione y ni siquiera se abra a la duda, que, como dicen los abogados, es al menos “razonable” en este caso”, argumentó la esposa del parlamentario.

También agregó que ha tratado de comunicarse con Goic, pero no ha sido escuchada: “le he pedido que me escuche, ya que dice respetar a todas las mujeres, y a la fecha no se ha dignado siquiera a contestar”.

“Conozco los hechos, soy parte de la historia, no soy demócrata cristiana, y luego de ver las actuaciones en este caso de algunos de sus ‘líderes’, no lo sería nunca (…). No creo en ese tipo de liderazgo”, concluye.