Alerta de spoilers.

El último capítulo de la séptima temporada de Game of Thrones dejó a sus fanáticos llenos de emociones varias.

Uno de los hechos que más conmocionó a los seguidores de GOT fue la dilatada muerte de “Meñique”, persona que protagoniza el actor Aidan Gillen y que fue asesinado nada más ni nada menos que por la pequeña Arya Stark.

En conversación con Entertainment Weekly, Giller reveló cómo recibió esta triste noticia para su personaje.

“Recibí la infame llamada. Es muy obvio lo que es. Ellos (los showrunners) nunca te llaman, quizás una vez en seis años”.

Añadió que eso “lo aprendí de la llamada que recibió Michael McElhatton (Roose Bolton), que me contó cómo le hizo sentir”.

“Te deja un poco despojado (…) También te hace cuantificar la magnitud de lo que ha sido esta experiencia durante los últimos 7 años, que ha sido enorme”, recalcó.

Vale decir que el actor esperaba la muerte de su personaje desde que Arya lo incluyó en su lista de personas que hay que matar, en 2015.