Primero no fue al foro sobre derechos de la niñez, luego se restó del debate sobre minería en la Sofofa y ahora el aspirante a La Moneda de Chile Vamos, Sebastián Piñera, también decidió marginarse del debate presidencial de salud, que coordinan más de 50 organizaciones civiles, como el Colegio Médico, los funcionarios de salud municipales (Confusam), los profesionales de salud (Fenpruss), el Colegio de Enfermeras, la Asociación Chilena de Pacientes, entre varias otras ligadas al sector de salud.

Al debate que se realizará el 26 de septiembre, en el aula magna Dr.Gabriel Gasic de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, confirmaron su asistencia todos los candidatos presidenciales, entre ellos, Alejandro Guiller, Carolina Goic, Beatriz Sánchez, José Antonio Kast, pero no Sebastián Piñera.

Desde el comando del expresidente informaron a los organizadores que Piñera no asistiría y ofrecieron enviar como representante al doctor Enrique Paris, que forma parte del equipo programático del empresario.

“Según las encuestas, la salud es el segundo tema más importante para los chilenos. No solo es urgente sino también necesario que los candidatos presidenciales se pronuncien y desarrollen sus propuestas sobre salud, porque es un tema fundamental para la ciudadanía”, dice Tomás Lagomarsino, médico y presidente de la Fundación Equidad Chile, uno de los organizadores del debate público de salud que se gestó en abril.

Según explicó Lagomarsino, al equipo de Piñera se le ofrecieron facilidad de fechas, medidas de seguridad y otras garantías para asegurar su participación, pero pese a la insistencia y a las gestiones que realizaron con parlamentarios de Chile Vamos, se mantuvo la negativa del exmandatario a asistir.

El médico y dirigente agrega que todos los candidatos recibieron previamente el listado de 35 preguntas que se barajan para el debate y serán siete las áreas a abordar: Derecho a la salud, administración y financiamiento, prestadores, recursos humanos, medicamentos, modelo de atención primaria y desafíos sanitarios.

Durante la actividad, que será moderada por las periodistas Cecilia Rodríguez y Catalina Rojas, se realizarán 8 preguntas de las 35 enviadas a los comandos, por lo tanto, los aspirantes a La Moneda no enfrentarán sorpresas.

“Nos llama la atención y nos parece raro, que todos los comandos abrieran sus puertas a participar, porque encontraron interesante y valiosa la iniciativa, salvo el de Piñera. Nuestra intención es que él vaya, que se pronuncie sobre un tema que es tan relevante para la sociedad chilena. Pero hasta ahora no ha mostrado voluntad política. Es una señal política la que está dando al no asistir”, plantea Lagomarsino.

Los organizadores de la actividad creen que la negativa de Piñera se debe a que puntúa en las encuestas, por consiguiente, el exmandatario no consideraría relevante exponer sus ideas ni debatir con sus contrincantes. Bajo esa estrategia, evita exponerse innecesariamente a los emplazamientos de los otros candidatos, aseguran.

“Esta una iniciativa ciento por ciento civil, en el estado actual de la política es importante que los aspirantes a la presidencia discutan los temas de cara a la ciudadanía. Salir de la cotidianidad de ofrecer más hospitales y entrar a los temas que viven día y día los pacientes y profesionales que trabajan en el sector”, afirma Lagomarsino.

El expresidente ya ha recibido críticas por su negativa a participar de los foros organizados por la sociedad civil.

La candidata de la DC, Carolina Goic, tras la ausencia de Piñera y Alejandro Guillier, en el foro sobre derechos de infancia, aseguró que ambos presidenciables eluden el debate. Aunque en el caso del debate de salud, Guillier sí confirmó su asistencia.

“Es lamentable. Yo quiero decir una vez más cómo Alejandro Guillier y Sebastián Piñera eluden el debate. Tenían la posibilidad de decir aquí estamos presentes por la infancia y nuevamente cierran la puerta a la democracia”, acusó la senadora.

Goic agregó que “esto se repitió en la región del Biobío donde finalmente se suspendió la actividad porque ellos no quisieron participar. Entonces yo les diría decídanse ¿van a participar en un debate o no? ¿o van a enviar solamente representantes?”.

Marco Enríquez Ominami, abanderado presidencial del PRO, también emplazó al exmandatario por su ausencia en estas instancias. “Sabemos que Piñera es muy cobarde para los debates”, lanzó.

Frente a las declaraciones de MEO, el jefe de comando de Piñera, Andrés Chadwick, le respondió por los medios: “MEO no le puede dar lecciones morales a nadie. El Presidente Piñera ha dado muestras demasiado claras y conocidas por toda la opinión publica de su disposición y de su participación en debates”.

Hasta el cierre de esta edición, desde el comando del expresidente, no contestaron la razón para no asistir al debate público de salud.