Una serie de políticos oficialistas mostraron su apoyo a la presidenta Michelle Bachelet, luego de la ceremonia del Te Deum evangélico, donde acusan que hubo una “falta de respeto” hacia la mandataria, tal como lo expresó la vocera Paula Narváez, por los duros cuestionamientos a la agenda valórica de su gobierno y también por los gritos de “asesina” que se escucharon en la Catedral Evangélica.

La diputada independiente ex RN, Karla Rubilar, escribió en Twitter que “en el día de acción de gracias a un Dios de amor, algunos se dan el gusto de gritarle “asesina” a Pdta @mbachelet. Q amor predican?”.

A continuación hizo un retuit a Paula Narváez, quien comentó que “cuando se le falta el respeto a la Presidenta, se le falta el respeto a Chile”, ante lo cual Rubilar agregó que “Así es. La falta de respeto a cualquier Presidente de Chile, independiente del color político, es siempre 1 falta de respeto al país #TeDeum”.

El exsenador y repostulante al Congreso, Nelson Ávila, manifestó en la misma red social que “sorprende que nadie haya advertido a la Presidenta la posibilidad de que en el te deum evangélico, un fanático la increpara groseramente”.

La exministra y militante DC, Mariana Aylwin, a pesar de constantes posturas disímiles con el gobierno se sumó a los comentarios, declarando en Twitter que “actitudes intolerantes e irrespetuosas con la Presidenta en Tedeum Evangélico no corresponden ni hacen ningún bien”.

El diputado Sergio Aguiló en tanto, expresó que “Tedeum evangélico demuestra por qué solo podía ser MUJER y con CORAJE la que impulsara los cambios q Chile necesita. Gracias @mbachelet!!!”.

La ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma, se sumó al apoyo a la mandataria con duras palabras, señalando que “Como hija y nieta de pastores evangélicos, siento vergüenza del comportamiento parte mundo evangélico #TeDeum con Presidenta República”.

En el mismo tono, el candidato presidencial Alejandro Guillier, declaró que “Pdta. @mbachelet ha defendido como pocos la igualdad de culto. Cuando se habla por Chile, respeto por el otro debe guiar nuestras palabras”.

Helia Molina, exministra de Salud de Bachelet, aseguró que “respeto a la iglesia evangélica pero basta de hipocresía y de insultar a quienes siempre los ha respetado y valorado”.

El senador Felipe Harboe en tanto, fue uno de los más duros, al expresar en su cuenta de Twitter que “todos los ‘liberales de cartón’ justificando la picantería en el tedeum evangélico contra @mbachelet. Aprendan, el respeto debe ser para tod@s”.