La ministra vocera de Gobierno, Paula Narváez, admitió que podrían alargarse las conversaciones entre el Ejecutivo y los parlamentarios respecto a la aprobación del proyecto que inyectará 47 millones de dólares a TVN. Por su parte

En conversación con Tele13 Radio, la secretaria de Estado explicó que “hay discrepancias, son distintos tipos de discrepancias, pero hay discrepancias transversales, que hoy se han ido aminorando porque ha habido una mayor análisis de los alcances de este proyecto”.

Añadió que “hemos ido despejando que para todos los actores es muy importante TVN”.

Tras postergarse la votación de la iniciativa en el Senado, Narváez precisó que los plazos para ser aprobada podrían ser más extendidos, ya que “lo que nos interesa es tener las condiciones para darle viabilidad al proyecto. Ese es nuestro propósito, que se apruebe (…) Y eso a veces significa madurar un poco más las conversaciones, alargarlas por un tiempo más. En eso el ejecutivo es bien respetuoso de los ritmos de los parlamentarios”.

“Los parlamentarios solicitaron el poder reforzar aspectos que vienen señalados en el proyecto de ley pero que les gustaría a ellos dejar explícito en un documento”, precisó.

Respecto de las críticas de la oposición a la administración que ha tenido el directorio de TVN, que encabeza Ricardo Solari, la vocera de Gobierno aseveró que en la derecha “no se hacen cargo de las decisiones que se tomaron en el canal durante la administración anterior, del ex Presidente Piñera (…) no se hace una evaluación autocrítica de que decisiones tomadas durante esa época tuvieron una repercusión posterior que nos tocó absorber durante esta administración. Echarse culpas en esto es lo más irresponsable e infructuoso”.

“Hay una situación que está atravesando la industria de la televisión, hay dificultades en la gestiones financieras de todos los canales. Televisión Nacional tiene una naturaleza que es propia, pues su dueño, que es el Estado, no la capitaliza desde los años noventa. Ha tenido que enfrentar esta modificación absolutamente clara y brutal que ha sufrido la televisión y lo ha hecho con mucho esfuerzo”, cerró.